Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Dos años de prisión para dos vendedores de droga en clubes de Ibiza

Uno fue sorprendido en un local de Platja d’en Bossa con cocaína y MDMA y el segundo, entrando en un club de ses Salines con la misma droga

Audiencia Provincial, en Palma. B.R.

Audiencia Provincial, en Palma. B.R.

Las secciones primera y segunda de la Audiencia Provincial celebraron en Palma el jueves y ayer tres juicios contra otras tantas personas que fueron arrestadas en Ibiza por tráfico de drogas, informó el TSJB. Dos de los acusados reconocieron los hechos que se les atribuyen y sus abogados alcanzaron acuerdos de conformidad con los representantes de la Fiscalía de Ibiza, lo cual hizo que se redujera la pena que el ministerio público reclamaba para ellos por la comisión de un delito contra la salud pública en la modalidad de tráfico de drogas. 

Ambos fueron condenados, in voce, a dos años de cárcel cada uno. Ambas penas de prisión quedaron en suspenso a condición de que los condenados no vuelvan a delinquir durante el tiempo que dura la condena.

En un principio, el ministerio público reclamaba para estos dos acusados penas de tres años y seis meses en uno de los casos y de cuatro año en el otro.

Agente de la Guardia Civil de Ibiza. D.I.

En el tercer juicio que celebró en la Audiencia esta semana, el acusado no alcanzó acuerdo con la Fiscalía de Ibiza, por lo que vista oral se celebró y el caso quedo visto para sentencia.

Los casos

La primera de las condenas se corresponde con el caso de un hombre de Rumanía que fue arrestado en el verano de 2018 en un local de Platja d’en Bossa perteneciente al municipio de Sant Josep. Agentes de la Guardia Civil acudieron al lugar «para comprobar si en ese establecimiento se traficaba», y resultó que sí. Los agentes encontraron al acusado una pequeña cantidad de cocaína y más de 5.000 euros en efectivo. Después, en el coche cuyas llaves tenía en el acusado, encontraron unas 50 pastillas de MDMA.

La segunda condena es también contra un hombre que fue sorprendido vendiendo droga en un club de la isla, en este caso en la zona de ses Salines, también en en el municipio de Sant Josep.

Se trata de un italiano que fue detenido en el verano de 2016 cuando estaba entrando en esta discoteca. Los agentes de la Guardia Civil le dieron el alto y le registraron. Llevaba encima unas 30 pastillas de MDMA, ketamina y cocaína. Además, el rumano tendrá que pagar una multa de 700 euros y el italiano de 500.

El tercer juicio, el que se tuvo que celebrar porque el acusado no llegó a un acuerdo, es el caso de un hombre de Luxemburgo que fue detenido en mayo de 2016 en Sant Antoni con unas cien cápsulas de MDMA y pequeñas cantidades de cocaína y ketamina. Se enfrena a cuatro años de cárcel.

Compartir el artículo

stats