Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio y medio ambiente

La necrópolis, un oasis dentro de Ibiza

El Museo Arqueológico prepara el inventario ambiental del Puig des Molins, para el que ya se han catalogado más de 150 especies de flora y fauna

19

La necrópolis, un oasis dentro de Ibiza

El Puig des Molins de Ibiza no solo contiene la necrópolis mejor conservada del Mediterráneo occidental, sino que, gracias al propio yacimiento, ha preservado el mayor espacio verde existente dentro del núcleo urbano de Vila. El Museo Arqueológico prepara ahora el inventario ambiental que esconden sus cinco hectáreas, con el objetivo de conocer, proteger y difundir sus valores naturales además del patrimonio.

La imagen que destaca del Puig des Molins, antes de advertir sus yacimientos funerarios, son los olivos centenarios repartidos por toda la colina, muchos de ellos plantados en hipogeos. «Pero no teníamos un conocimiento exhaustivo de sus valores naturales, por eso hemos encargado el inventario ambiental», apunta Maria Bofill, arqueóloga y conservadora del Museo Arqueológico de Eivissa y Formentera (MAEF).

La arqueóloga y conservadora Maria Bofill y la bióloga Olivia López, autora de la flora y fauna de la necrópolis. J. A. Riera

El proyecto está en manos de la bióloga Oliva López, técnica de la consultora ambiental Podarcis SL, que ya ha elaborado un primer catálogo de la fauna y flora de las cinco hectáreas protegidas por el recinto arqueológico. López inició la recogida de datos en septiembre y debe abarcar todas las estaciones del año, así que completará y ampliará el inventario ambiental con el trabajo de campo que resta en primavera.

De momento, ha catalogado más de 150 especies de flora y fauna. Entre ellas, algunas que no esperaba encontrar en este entorno, como orquídeas del grupo Ophrys fusca, «muy habitual entre enero y febrero». El antiguo cementerio de Vila se destinó a usos agrícolas y ganaderos en época moderna, así que abunda la vegetación ruderal, característica tras el abandono del campo, como hinojo, cebolla marina, acebuches o matas.

Control de la vegetación

En la parte perimetral, por influencia del núcleo urbano, se han detectado algunas plantas invasoras, como lantana (bandera española) o Cenchrus longisetus. Precisamente, el inventario servirá también para evitar la propagación de esta amenaza, aunque el Puig des Molins ya está controlado con los trabajos de poda y de limpieza de la vegetación que se llevan a cabo anualmente.

Un petirrojo en el Puig des Molins. Olivia López/MAEF

Pero, sobre todo, el recinto arqueológico destaca por ofrecer un amplio abanico de la flora característica de Balears concentrada en cinco hectáreas, desde comunidades forestales a las plantas relacionadas con la intervención humana, como sus olivos, algarrobos, pitas, chumberas o hierbas aromáticas

De su fauna, destacan especies que llegan a aprovecharse de los hipogeos como refugio. Es el caso de los murciélagos, salamandras o las lagartijas, con una población abundante cerca del observatorio, así como erizos. López también destaca que ha encontrado mayor riqueza ornitológico de la que preveía, con una pareja de cernícalos, así como abundantes insectos, entre los que destacan endemismos de la isla como el escarabajo Elaphocera ibicensis.

López no esperaba encontrar orquídeas en esta zona. Olivia López/MAEF

Bofill apunta que también habita una colonia de gatos en Puig des Molins, que ahora no representa ningún peligro porque está esterilizada y controlada por un grupo de vecinos, pero recuerda que es fundamental no dejarles comida. «Ya están alimentados, pero mucha gente, de buena voluntad, les deja comida en los muros de la necrópolis y con ello generan suciedad y puede perjudicar el control de la colonia», incide.

El proyecto de Olivia López se completará con actividades de educación ambiental y la instalación de paneles explicativos a partir de las fichas elaboradas para el catálogo. Para ello, el MAEF instalará ocho atriles informativos en la nueva pasarela que se ha habilitado desde el hipogeo de la mula hasta la parte superior de la colina. Cuatro de ellos de carácter arqueológico y el resto dedicados a divulgar este pulmón verde de Vila.

Compartir el artículo

stats