Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuarta ola del covid: La virulenta cepa británica se abre paso en Ibiza

La variante B.1.1.7. del coronavirus crece en Ibiza y ya representa el 65% de los casos detectados

La cepa británica estaba antes en España.

La cepa británica estaba antes en España. EP

La llegada de la cuarta ola de coronavirus tiene fecha en el calendario marcada por la prestigiosa viróloga Margarita del Val: a finales de marzo. La científica señaló que existen varios factores que harán que los contagios y muertes se disparen de nuevo, tras haber dejado atrás una tercera ola muy agresiva.

Una de las causas que dispararán, previsiblemente, las cifras de positivos es la flexibilización de las medidas anticovid referentes a la movilidad. Iniciado el camino hacia la desescalada, la libertad de movimientos puede suponer un riesgo, en opinión de algunos expertos.

Pero hay otro factor determinante para que la cuarta ola sea una realidad: la virulencia de la variante B.1.1.7. del coronavirus, la llamada cepa británicamás transmisible, probablemente más letal aunque, afortunadamente, no parece que escape a la inmunidad (adquirida tras infección natural o vacunación con variantes previas) sea importante. Los expertos advierten de que su distribución es rápida e incluso la subdirectora general de Epidemiología, Hermelinda Vanaclocha, hacía referencia a ella como una muestra inevitable de la llegada de la cuarta ola

La variante británica en Ibiza

Su mayor capacidad de transmisión está permitiendo a esta variante ganar espacio y ya representa casi siete de cada 10 casos en Ibiza, según datos aportados por la consellera de Salud, Patricia Gómez. Concretamente, un el 65,5% de las muestras analizadas con la PCR específica para encontrar esta mutación ha dado positivo.

«En esta última semana hemos detectado que casi el setenta por ciento en Baleares de los pocos nuevos contagios que estamos teniendo son debidos a la variante británica», reveló el responsable del laboratorio de Microbiología del hospital de Son Espases, Antonio Oliver.

  • ¿Cómo ha mutado la cepa británica?

    Erik, mutación presente en las variantes brasileña P.1 y sudafricana (B.1351), se une a Nelly, la mutación N501Y que tienen las tres

El microbiólogo jefe achacó esta mayor difusión de la mutación descrita por primera vez en el Reino Unido a que «es más difícil de eliminar y produce infecciones más largas y con mayor carga viral».

Por eso advirtió Antonio Oliver de que durante la desescalada habrán de estar muy atentos para vigilar qué números absolutos de los contagios se podrían atribuir a esta variante «para evitar que la situación se nos vuelva a descontrolar» y la presión asistencial vuelva a subir tanto en las plantas de hospitalización como en las unidades de críticos.

Como en anteriores semanas, las variantes sudafricana y brasileña siguen sin aparecer en las secuenciaciones genómicas que está llevando a cabo el laboratorio de Son Espases.

Compartir el artículo

stats