La Policía Local de Sant Josep irrumpió ayer en una reunión de unas 20 personas en una caseta varadero en la playa de es Calonet, en Cala Tarida. Según la imagen que han subido los agentes a las redes sociales, se aprecia a un grupo de gente, con niños, reunido con bebida y comida.

Fuentes del Ayuntamiento de Sant Josep explican que en esta reunión se encontraban una veintena de personas bebiendo, comiendo y fumando sin medidas de protección y sin utilizar platos individuales para evitar posibles contagios de covid, y algunas de ellas salieron huyendo cuando vieron que se acercaba la policía. Los que fueron identificados, al parecer, mostraron una actitud poco colaboradora con los agentes con comitarios despectivos hacia ellos.

La policía tuvo que repartir alguna mascarilla entre los asistentes, que ni siquiera tenían, y una mujer llegó a quitársela delante de la Policía alegando que se encontraba con familiares, por lo que además se le denunció por desobediencia.

Los agentes finalmente identificaron a 13 adultos, y cada uno de ellos se enfrenta a una multa de entre 3.001 y 60.000 euros, según el régimen sancionador del Govern con el nivel 4 reforzado vigente en Ibiza y que prohíbe las reuniones sociales entre no convivientes.

De verdad que no nos gusta tener que perseguir las reuniones de personas no convivientes, es más nosotros también...

Posted by Policía Local de Sant Josep on Wednesday, February 24, 2021

La Policía Local de Sant Josep explica en el texto que acompaña la foto en las redes sociales: "De verdad que no nos gusta tener que perseguir las reuniones de personas no convivientes, es más, nosotros también estamos deseosos de poder abrazar a nuestros amigos y familiares, de pasar unos ratos de risas sin preocupaciones, pero estamos viviendo tiempos que ni en las películas imaginábamos, miles de fallecidos, millones de contagiados, negocios en la cuerda floja...¿DE VERDAD NO PODÉIS ESPERAR UN PAR DE MESES? Hoy -por ayer- hemos tenido que denunciar muy a nuestro pesar a trece personas que tendrán que pagar unas multas muy duras...y esperamos que ninguna de estas personas tenga que pasar por Can Misses, ¡QUE ALLÍ YA TIENEN SUFICIENTE TRABAJO!".