Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía

230 empresas de la Pimeef dejaron de facturar 64 millones de euros en 2020

Llamada de auxilio de su presidente a la banca: «No hay que dejar caer a las empresas que han sido solventes y viables durante años»

Óscar Prohens, Àngels Marí, Alfonso Rojo y Pep Mayans en la presentación de la encuesta.

Óscar Prohens, Àngels Marí, Alfonso Rojo y Pep Mayans en la presentación de la encuesta.

La Pimeef elaboró en 2020 su habitual encuesta anual de actividad, en la que pregunta a los empresarios cómo fue el ejercicio precedente y cómo contempla el venidero. Pero hace un año decidió no convocar una rueda de prensa, como era costumbre, para dar a conocer su contenido. La razón: sus resultados de cara a la temporada que se avecinaba eran irreales. En aquellos momentos la pandemia empezaba a azotar España, que fue confinada. El futuro era incierto. Lo mejor, meter esa encuesta en el cajón.

La que la Pimeef presentó ayer sí es más real, crudamente real. Sus responsables han indagado en encuestas anteriores y no han hallado datos peores, ni siquiera durante los años más críticos de la crisis desencadenada en 2008. Los 337 cuestionarios elaborados (aseguran que los asociados han respondido este año con más ganas que en otros) dibujan el sombrío panorama de 2020, pero también la incertidumbre que acecha. En la primera pregunta (¿cómo cree que fue 2020 para su empresa?) queda patente lo ocurrido en estas islas debido al coronavirus: casi el 77% asegura que fue un año malo (46,29%) o muy malo (30,56%). De las 337 respuestas, 259 fueron para malo (156) o muy malo (103). Son porcentajes negativos elevadísimos, sobre todo si se comparan con los precedentes: 14,7% (malo más muy malo) en 2019, 11% en 2018, 6,3% en 2017 (tuvo un 0% para la respuesta muy malo), el 4,2% en 2016 (lo mismo con muy malo) y el 4,8% en 2015. Lo nunca visto.

La cifra: 25 empresas En 2020 hubo 230 empresas que dejaron de facturar 64 millones de euros. De ellas, 25 vendieron más de un millón de euros menos que en 2019.

decoration

«La crisis ha afectado con dureza a las empresas», recalcó Maria Àngels Marí, secretaria general de Pimeef, al analizar esos datos. Sólo un 5% calificó el año como bueno (4,15%) o muy bueno (1,48%). Los datos sobre la evolución de ventas reflejan, según Marí, «el contundente destrozo económico» generado, ya que las ventas disminuyeron para el 88,4% de los encuestados. El peor porcentaje de los últimos seis años, de 2019, fue del 33,7%. Sólo aumentaron para un 5%, la mayor parte del sector servicios, mientras que hostelería (98,9%) y comercio (88,8%) fueron los que más sufrieron la caída de ventas. Y estas, si bien se notaron en todas las zonas, afectaron sobremanera a Sant Antoni (93% de sus empresarios vieron cómo caían) y Santa Eulària (91,3%), coincidiendo con «las más turísticas», aclaró Marí.

Reducciones de ingresos

Para ese 5% de empresarios cuyas ventas crecieron, el incremento fue hasta del 10% en el 88,2% de los casos, entre 11% y 25% para un 5,8%, y más del 25% para el 5,8% restante. Pero la inmensa mayoría vieron mermar su facturación: para un 80,2%, más de un 25% respecto a 2019, y para un 16,4%, entre un 11% y un 25%.

El 83% redujo sus ingresos en más de 20.000 euros. De ese porcentaje total, un 27,8% corresponde a quienes vendieron entre 100.000 y 500.000 euros menos; un 5,4% entre medio millón y un millón de euros menos, y un 9%, más de un millón de euros menos. El presidente de Pimeef, Alfonso Rojo, aportó otro dato que demuestra el hachazo que la crisis de la pandemia ha provocado en el tejido empresarial pitiuso: de 277 empresas consultadas, 230 dejaron de facturar, en total, 64 millones de euros en 2020.

Encuesta actividad Pimeef 2020

Paralelamente, las pérdidas fueron cuantiosas: para el 70% fueron de más de 20.000 euros. El 17,5% de los empresarios perdieron entre 50.000 y 100.000 euros; el 19,78% (53 empresas), más de 100.000 euros. Rojo calculó que 268 negocios sumaron unos 15 millones de euros en pérdidas. Y ese dinero, advirtió el presidente de la Pimeef, «ha salido del bolsillo» del empresario, bien de sus remanentes, bien endeudándose: «No pedimos limosna [al Gobierno central] cuando solicitamos ayudas, sólo queremos llegar vivos a mayo o junio. Estamos en el momento más crítico de esta crisis», indicó. Poco antes, Óscar Prohens, director del Sabadell en Ibiza, decía algo parecido: «Lo peor de esta crisis llegará los próximos cuatro meses», hasta que (si todo va bien) abran todos los negocios y se reactive el turismo. «Porque hasta entonces no habrá apenas ingresos», avisó.

Llamamiento a la banca

Prohens contó que su entidad ha otorgado 800 préstamos covid a empresas pitiusas y que, pese a la situación económica, la morosidad no se ha resentido. Quizás, dijo, porque «afortunadamente llevábamos años de bonanza» y, como consecuencia, «el tejido hotelero está saneado».

El presidente de la Pimeef alabó el papel que está teniendo esa entidad e instó, casi como si lanzara un SOS, a que continúe: «Os necesitamos [a la banca] cerca. No hay que dejar caer a las empresas que han sido solventes y viables durante años. Nuestro potencial de recuperación es muy fuerte».

Compartir el artículo

stats