A través del trabajo de investigación sobre los cetáceos que desarrolla la Asociación Tursiops, en colaboración con el Ayuntamiento de Sant Josep y otras administraciones y entidades, se ha comprobado "la elevada fidelización de la población de delfines en las costas de la isla de Ibiza". Además, se ha identificado un ejemplar que hace más de una década que habita en aguas ibicencas. Estas son algunas de las conclusiones preliminares del proyecto 'Es nostres dofins', en el marco del cual se han instalado un total de seis hidrófonos alrededor de Ibiza, dos de ellos en el litoral de Sant Josep.

Así, los hidrófonos captaron que a raíz del confinamiento y la reducción la navegación, la media de ruido se ha reducido en casi 3 decibelios (dB), lo que supone que la presión acústica en el litoral de Sant Josep se ha reducido a la mitad.

También se ha descubierto una elevada fidelidad geográfica local de los delfines, que conviven en grupos y permanecen en la misma zona sin grandes desplazamientos. De hecho el año 2020 se identificó un mismo individuo que se había identificado en 2009, un delfín con la aleta dorsal marcada que se encuentra de forma permanente en el litoral de Sant Josep desde hace 11 años como mínimo.

Sant Josep detecta un delfín que lleva una década viviendo en las aguas del municipio

Sant Josep detecta un delfín que lleva una década viviendo en las aguas del municipio

Sant Josep detecta un delfín que lleva una década viviendo en las aguas del municipio

Sant Josep detecta un delfín que lleva una década viviendo en las aguas del municipio

Otro fenómeno que se ha observado es que la presencia de embarcaciones de pesca profesional (especialmente barcas de arrastre) atrae a los delfines, que aprovechan la recogida de las redes para alimentarse actuando de manera oportunista. Incluso se sospecha que los delfines pueden identificar y reconocer las barcas individualmente por su ruido característico.

Asimismo, en la zona de los Freus este año se ha detectado que ha bajado de forma considerable el ruido, aunque se sigue registrando la distorsión significativa que representa el paso de los ferris provenientes de la Península en horario nocturno, con picos de ruido a las 3 de la madrugada.

"Sant Josep seguirá colaborando con Tursiops para seguir recibiendo información sobre el estado de salud del mar"

"El Ayuntamiento de Sant Josep seguirá colaborando con Tursiops para seguir recibiendo información sobre el estado de salud del mar que rodea el municipio, mejorar el conocimiento y así poder disponer de más datos, que son las herramientas que nos permitirán gestionar el territorio y el litoral de nuestro municipio de una manera más sostenible, tomando conciencia sobre el impacto que tienen en el medio nuestras decisiones", ha dicho la concejala de medio Ambiente, Mónica Fernández.

El despliegue de los hidrófonos se planteó en el marco de la colaboración con Tursiops iniciada en 2017, con el objetivo de estudiar el ruido submarino tanto de origen ambiental como humana y también la presencia de cetáceos, principalmente de delfín mular, en las aguas ibicencas. Los primeros tres hidrófonos se instalaron en enero de 2018 en el primer experimento de este tipo que se lleva a cabo en todo el Mediterráneo.

Dos de los hidrófonos se encuentran en el litoral del municipio de Sant Jost, uno en la zona de los Islotes de Poniente y el otro en la zona de los Freus, y estas son algunas de las conclusiones que han extraído los expertos después de meses de funcionamiento, aunque muchos de los resultados obtenidos aún se encuentran en fase de validación científica y algunos dependen de poder seguir recogiendo datos durante los próximos años para ver evoluciones y poder extraer patrones.

Para seguir profundizando en estas líneas, se quiere seguir trabajando en el registro de ruido submarino y se quiere avanzar hacia la identificación de los silbidos individuales de cada animal, con lo que se abriría la posibilidad de trabajar más a fondo en determinar su presencia y desplazamientos por zonas cercanas a los hidrófonos.

La Asociación Tursiops sigue analizando los miles de archivos de sonido grabados durante estos más de dos años para poder obtener resultados que puedan ayudar a una mejor gestión de nuestro mar y a un mayor conocimiento de los delfines que lo habitan. Por este motivo, uno de los próximos objetivos será comparar si las poblaciones de delfines de los Freus y los Islotes son las mismas, a partir de los silbidos característicos de los cetáceos, que identifican a cada individuo.