Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria | Las previsiones turísticas

Los hoteleros miran con optimismo al Reino Unido y piden abrir Ibiza en mayo

La Federación Hotelera pitiusa celebra el elevado ritmo de vacunación del principal mercado emisor y la patronal de Sant Antoni ya observa un «pequeño repunte» en las reservas | «Firmaríamos tener un 20% más de ocupación que el verano pasado», aseguran

Turistas en un hotel de Sant Antoni durante el verano de 2019.

Turistas en un hotel de Sant Antoni durante el verano de 2019. JUAN A. RIERA

Los hoteleros ibicencos se muestran optimistas de cara a un incremento del turismo británico este verano gracias al elevado ritmo de vacunación que está alcanzando el Reino Unido, el principal país emisor de visitantes en la isla, con más de 11,4 millones de personas inoculadas con la primera dosis hasta el pasado sábado, según las cifras del gobierno de Boris Johnson.

Tanto la Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera (Fehif) como la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB) prevén una sustancial recuperación de este mercado si España en general, y Balears en particular, consiguen encender la luz verde del semáforo europeo de incidencias –por debajo de 25 casos sobre 100.000 habitantes [el pasado jueves era de 1.813 en Ibiza]– o alcanzan la inmunidad de rebaño por medio de la vacunación.

Los hoteleros exigen además a las administraciones que adopten las medidas necesarias para poder abrir la isla al turismo en mayo y garantizar así la recuperación de uno de los sectores más golpeados por la crisis sanitaria.

El vicepresidente de la planta hotelera de Sant Antoni, Juan José Planells, asegura que en las últimas semanas se ha producido «un pequeño repunte» en las reservas del mercado británico para el próximo verano

«El Reino Unido es nuestro principal mercado emisor y es una muy buena noticia que sus datos de vacunación sean tan buenos. Serán de los primeros que podrán regresar a la isla, pero la situación sigue siendo incierta porque en España parece un milagro que lleguemos al verano con el 70% de la población vacunada», advierte la presidenta de la Fehif, Ana Gordillo, quien puntualiza que los hoteleros pitiusos son «optimistas dentro de la realidad». «Vemos la luz al final del túnel y esperamos que este verano, con todas las medidas que se tengan que tomar, podamos trabajar», añadió la responsable de la patronal ibicenca, que prevé una recuperación de entre «un 35 y un 50 por ciento» de la ocupación esta temporada respecto a la drástica caída de 2020, de hasta «un 80%» frente al año previo a la pandemia.

El vicepresidente de la planta hotelera de Sant Antoni, Juan José Planells, asegura que en las últimas semanas se ha producido «un pequeño repunte» en las reservas del mercado británico para el próximo verano, sobre todo en la localidad, donde predomina el cliente inglés. «Parece que empiezan a entrar reservas para el verano. Hay un rayo de esperanza y se ve luz al final del túnel, pero va a depender mucho de cómo esté Ibiza en mayo», indica el empresario ibicenco, que remarca la importancia de «abrir la isla» ese mes para «luego poner en marcha la maquinaria». «Todos firmaríamos tener un 20 por ciento más de ocupación que el verano pasado», subraya Planells, consciente del largo recorrido que queda para reducir la incidencia del coronavirus en España. La apreciación de la libra, apunta, será otro factor que puede animar a los británicos a regresar a las islas tras el largo periodo de cierre de fronteras por el covid. «Siempre que el componente sanitario lo permita, porque es lo prioritario, debemos insistir en abrir en mayo», reitera Planells.

Desde CAEB, su vicepresidente, José Antonio Roselló, recordó que el acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y el Reino Unido para el brexit no supondrá «un obstáculo» para los viajes de los ciudadanos británicos, y destacó que en Gran Bretaña «se está dando un fenómeno interesante» –en referencia al ritmo de vacunación– que permite «mirar al futuro con optimismo». «Reino Unido está avanzando muchísimo en la vacunación y esto es importante para Ibiza; tenemos que hacer un esfuerzo para que sigan viniendo y ofrecerles seguridad. Las compañías aéreas ya están trabajando como siempre», argumenta. Roselló es partidario de «trabajar al margen de la vacuna» reforzando los controles y protocolos para entrar en los llamados «corredores sanitarios». «El objetivo era abrir en Semana Santa y ahora está un poco más alejado, pero nunca hay que renunciar», afirma el responsable de CAEB.

«Plan especial de vacunación»

Ana Gordillo solicita que Balears cuente con «un plan especial de vacunación» ya que, en su opinión, es un territorio «que vive del turismo y donde el peso del sector supone un tercio de su PIB». «Nos jugamos todo en esta temporada. Dos años perdidos pueden tener unas consecuencias económicas nefastas para todo el tejido empresarial y económico» de las islas, concluye Gordillo.

Para Juanjo Planells también sería importante contar con un plan especial de vacunación porque «Ibiza vive exclusivamente del turismo», aunque en la práctica lo ve «inviable». «No podemos pasar dos veranos en blanco, sería una hecatombe. Las consecuencias serían dramáticas. Los ciudadanos tenemos que respetar las normas sanitarias porque nos estamos jugando mucho», advierte Planells.

Síguenos en Facebook

Compartir el artículo

stats