Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ports propone que los ferris de Sant Antoni tengan menos de 90 metros

La plataforma Salvem sa Badia y los grupos PxE y Podemos dicen que no la han recibido y critican la falta de interés en «consensuar» la decisión

Dos ferris atracados en el pantalán de la estación marítima de Sant Antoni.

Dos ferris atracados en el pantalán de la estación marítima de Sant Antoni.

Ports de les Illes Balears propone ahora que los ferris que cubran los trayectos marítimos con el puerto de Sant Antoni tengan menos de 90 metros de eslora; es decir, que sean más pequeños que los que operaban anteriormente esta línea, al objeto de minimizar el posible impacto sobre la bahía. Esta es la oferta que ha lanzado la empresa pública del Govern para alcanzar un acuerdo, al menos con el grupo municipal del PSOE, con el que está negociando.

De hecho, ni la plataforma Salvem sa Badia ni los grupos políticos Proposta per Ibiza (PxE) y Unidas Podemos, que se oponen también a que se recupere el tráfico de las líneas comerciales en Sant Antoni, han recibido propuesta alguna por parte de la empresa pública que gestiona el puerto de Sant Antoni. El consejo de administración de Ports tiene previsto reunirse el día 25 para tomar una decisión, que todo indica que será la de recuperar el tráfico de ferris.

A mediados de diciembre, el consejo de administración de Ports decidió ampliar la moratoria dos meses para tratar de alcanzar un consenso con las partes que estaban en contra. Sin embargo, desde entonces Salvem sa Badia no ha recibido ninguna convocatoria para negociar ni propuesta alguna. «A nosotros no nos ha llegado nada. Esperábamos que nos reuniríamos. Queda poco tiempo y no se ha hecho nada. También se dijo que el Consell actuaría de mediador», recuerda Pepín Valdés, portavoz de esta plataforma.

Torres, Planells y Gómez, en una rueda de prensa en contra del tráfico de los ferris. | J. A. RIERA

De todos modos, Valdés asegura que Salvem sa Badia no acepta el tráfico de ferris aunque estos sean más pequeños. «No nos basta», señala Valdés, que insiste en el perjuicio que estos causan a las praderas de posidonia.

El primer teniente de alcalde de Sant Antoni, Joan Torres, de PxE, socio de gobierno del PP y Ciudadanos, recuerda que, inicialmente, Ports dijo que la decisión se adoptaría «en consenso» con el municipio. «Hubo un acuerdo en el pleno por mayoría absoluta [de PSOE, PxE y Podemos en contra del tráfico de ferris], pero a Ports no le iba bien. Luego dijeron que buscarían un consenso con todo el mundo, pero con nosotros no se han puesto ni en contacto. Dudo que quieran consenso», critica Torres, que elude pronunciarse sobre la propuesta de que los ferris tengan menos de 90 metros de eslora. «Como no sé de qué hablan, no me puedo pronunciar», dijo.

«No sirve de nada»

El portavoz de Podemos, Fernando Gómez, tampoco ve voluntad de consenso. «Nosotros estamos dispuestos a negociar para llegar a un punto intermedio», dice Gómez, que agrega que Ports asegura que quiere «consenso», pero, por otro lado, «desliza que la decisión es suya». «No son maneras».

Gómez adelanta que le parece «inaceptable» cualquier propuesta de reducir la eslora si no es por debajo de «60 metros» (el tamaño de las barcas de Formentera). «Si no es así, no serviría de nada. Que tengan 80 ó 70 metros es lo mismo», justifica, al tiempo que indica que, además, se ha de evaluar «el efecto de los motores».

Compartir el artículo

stats