Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El objetivo del Govern es no perder más del 15% de agua

La directora general de Recursos Hídricos valora el esfuerzo en Ibiza pero queda «mucho por hacer»

La directora general de Recursos Hídricos, Joana Maria Garau, asume que es «imposible desde un punto de vista técnico» aspirar a que no se desperdicie ni una gota de agua de las redes de canalizaciones y reconoce que queda «mucho trabajo por hacer». La conselleria balear de Medio Ambiente se ha marcado como objetivo «alcanzable» que al final de 2021 las pérdidas de agua sean del 25% y vayan bajando hasta alcanzar, gradualmente, un 15%, que es la cifra que se considera «correcta». Formentera y Sant Antoni ya están por debajo.

La reducción de las pérdidas de agua registradas en algunos municipios de Ibiza, sobre todo en Sant Antoni, son «importantes», según Garau, que destaca el trabajo que están haciendo los ayuntamientos en la renovación de sus redes más obsoletos para no malgastar agua. En este sentido, Garau indica que la sequía de 2016 provocó que los ayuntamientos «se tomasen muy en serio» esta cuestión. Además, la puesta en marcha de la desaladora de Santa Eulària y el anillo de interconexión de toda la isla ha encarecido el precio del agua, lo cual motiva más a los municipios a adoptar medidas para disminuir sus fugas.

Compartir el artículo

stats