Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Servicios

Bajan las fugas de agua en toda la isla excepto en Santa Eulària

El 12,5% de Formentera es el más bajo

Dos operarios limpian el barro provocado por una fuga de agua junto a la rotonda de Can Negre, en una imagen de archivo.

Dos operarios limpian el barro provocado por una fuga de agua junto a la rotonda de Can Negre, en una imagen de archivo.

El municipio de Sant Josep sigue a la cabeza en la isla en cuanto al porcentaje de agua que pierde de su red de canalizaciones, con un 39,99% del caudal total, una cifra muy elevada, pero que en los últimos años ha disminuido. En 2015, la fuga de agua superaba el 50% en Sant Josep. Los datos del consumo de agua de 2019, los últimos que acaba de publicar la dirección general de Recursos Hídricos del Govern balear, indican que en todos los municipios de la isla se ha producido una reducción de la fuga de agua, salvo en Santa Eulària, donde en los últimos años ha aumentado.

En 2019, la red de canalizaciones de Santa Eulària perdió el 31,23% del agua suministrada (tanto de pozo como de la desalinizadora), cuando el año anterior el porcentaje era del 30,46%. Pero en 2017 y 2016, las fugas se situaban en el 27,09 y 24,55%, lo que evidencia el retroceso registrado. En todo caso, hay que tener en cuenta que el cálculo de las pérdidas de este municipio en 2019 se ha hecho a partir del 68% de los datos reales (suministrados por el Consistorio). Es el porcentaje más bajo de la isla también.

Por islas, las Pitiüses presentan una mejor evolución con una bajada en el porcentaje de pérdidas de casi un punto en Ibiza y de casi dos en Formentera, mientras que en Mallorca sube casi dos puntos y en Menorca, cerca de tres.

Formentera es la isla con menos pérdidas, y con diferencia. En 2019, se extravió el 12,5% del agua suministrada, cuando el año anterior fue el 14,12%. Salvo en 2014, con la fuga del 19,03%, en los cinco años posteriores en la pitiusa menor no se ha superado el 15%, que es el dato «correcto» al que aspira la conselleria de Medio Ambiente, según la directora general de Recursos Hídricos, Joana Maria Garau.

Pérdidas por islas

En Ibiza, en 2019 se desaprovechó el 27,74% del agua (5.228 hectómetros cúbicos en total), cuando en 2018 este porcentaje se situaba en el 28,63%. En 2015, las pérdidas alcanzaban el 32,96% en el conjunto de la isla. Pese a la mejora experimentada, Ibiza es la isla del archipiélago en la que, proporcionalmente, se produce una mayor pérdida, aunque con poca diferencia con respecto a Mallorca (26,04%) y Menorca (27,01%). En el conjunto de Balears es del 26,29%, casi dos puntos más que en 2018 (24,76%), según los últimos datos publicados por la dirección general de Recursos Hídricos.

En el resto de municipios de Ibiza, Sant Antoni es el que menos desaprovecha el agua de la red, con unas pérdidas, en 2019, del 14,01%, casi seis puntos menos, además, que en 2018 (19,92%), lo que evidencia una mejoría muy notable. Esta cifra se ha calculado a partir del 81% de los datos obtenidos por el Ayuntamiento.

Por detrás se sitúa Vila, con la fuga del 16,5% de sus canalizaciones, dos puntos menos que en 2018 (18,5%). En 2015, este porcentaje se situaba en el 20,83%, y es el más fiable, puesto que se ha calculado a partir del 98% de los datos reales proporcionados por el municipio.

El desperdicio del agua de la red de abastecimiento de Sant Joan se sitúa en el 19,91%, cuando en 2018 era el 22,55%. En este caso, el Consistorio ha proporcionado el 78% de los datos para calcular esta proporción. En 2015, Sant Joan perdía el 24,4% de sus recursos hídricos.

Compartir el artículo

stats