Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Álvaro Muñoz Bayo, presidente de la Asociación Ocio de Ibiza: «Otro verano como el de 2020 arruinaría a muchas empresas»

El nuevo presidente de los locales de ocio nocturno espera iniciar en 2021 la recuperación del sector, pero lo condiciona a la evolución sanitaria. Admite que será «difícil» volver a la situación que hubo hasta 2019

Álvaro Muñoz, en su despacho profesional, esta semana.

Álvaro Muñoz, en su despacho profesional, esta semana.

Elegido por la Asociación de Ocio Ibiza como nuevo presidente de la entidad, este directivo del grupo Ibiza Rocks se muestra optimista, pero al mismo tiempo, «realista» sobre el desarrollo de la próxima temporada turística. Admite que seguirá sin ser un verano plenamente normalizado, pero confía en que haya un mínimo de actividad que al menos evite volver a tener cerrados muchos negocios de ocio nocturno, como sucedió en 2020. Álvaro Muñoz antepone en todo momento la necesidad de garantizar la salud pública antes que reabrir las pistas de baile y defiende la unión de todo el sector turístico ibicenco para presentar propuestas coordinadas ante las instituciones.

El nuevo presidente de la Asociación Ocio de Ibiza supedita la reanudación de la actividad a la mejora sanitaria. J. A Riera

¿Hasta dónde han llegado los perjuicios ocasionados por la crisis derivada del covid en los locales de ocio nocturno de Ibiza y Formentera?

Una gran cantidad de negocios turísticos se encuentran en un estado muy crítico. Si no ayudamos a estos negocios a sobrevivir, el daño será enorme y puede durar muchos años. Muchos de nuestros miembros se encuentran entre los más afectados, en cuanto a pérdida de ingresos, porque han tenido ingresos cero. Un segundo verano como este arruinaría a muchos, con la consiguiente pérdida de trabajo.

Si volviéramos a tener un verano parecido al anterior ¿habría empresas del sector que podrían quebrar?

Con certeza. Para una empresa normal es imposible hacer frente a un año sin ingresos. Es que estamos hablando de empresas que han tenido cero euros en ingresos.

Se supone que las grandes discotecas, que no han podido abrir, han sido las más perjudicadas…

Por ejemplo. Y hay que tener en cuenta que son muchas las familias que dependen del sector del ocio. Son muchos hogares. Y además hay muchos proveedores implicados, por lo que tiene un impacto económico en la isla enorme.

Tal y como está todo, ¿es posible que las discotecas puedan volver a abrir en el verano de 2021?

Está claro que el verano de 2021 volverá a ser una temporada comprometida. Nuestras perspectiva es que será una temporada mejor y más consistente que la de 2020. En 2020 todo ocurrió de repente y no estábamos preparados. Este año pensamos que tenemos que conjugar la economía con la salud. Todo el sector turístico en general de la isla desea que las condiciones sanitarias mejores para poder abrir las puertas. Vamos a prepararnos para ese momento. Pero desde la asociación tenemos claro que ese momento solo llegará cuando la situación sanitaria lo permita y, sobre todo, cuando las autoridades responsables lo indiquen.

De acuerdo, pero ¿la impresión inmediata que usted tiene es la de que este verano volveremos a ver pistas de baile con gente?

Nosotros siempre trabajaremos dentro de los límites que permita la situación sanitaria y las autoridades. De momento decimos que sí a los eventos al aire libre, sentados, con distancia social, siempre dependiendo de las condiciones de salud. También decimos que sí a los eventos en el interior con distancia social, sentados, etcétera. Y más adelante en la temporada, solo si la situación del virus mejora significativamente, si todo va bien, y solo si las autoridades lo permiten, diremos entonces que sí a las pistas de baile.

¿Detectan ustedes un interés de los ciudadanos europeos por volver a Ibiza?

Muchas ganas. Aunque no sea un año con normalidad, esperamos operar a un nivel que nos permita no tener cerrado y ofrecer a los turistas aquello que demanden. Tenemos optimismo, hay varias vacunas. Los tratamientos son más efectivos y vemos que en el Reino Unido van a una velocidad de vacunación rapidísima. Pensamos que antes de verano la población de Reino Unido podrá estar vacunada; ya han vacunado a más de 10 millones de personas. Y Ryanair dice que prevé volar a sus niveles de 2019 a partir de julio. Son noticias positivas.

¿Han sorteado mejor la situación los beach clubs, por tener más oferta al aire libre? ¿Qué segmentos de su sector han sufrido menos la crisis?

Bueno, Ibiza tiene una oferta muy variada. Tenemos una planta hotelera espectacular, tenemos los playas y tenemos una gran oferta gastronómica, por ejemplo. Es cierto que en estos momentos hay que ir a por la recuperación de estos modelos turísticos que a día de hoy funcionan bien, como los locales al aire libre. Pero nosotros creemos que la marca Ibiza y la música están íntimamente ligadas. La imagen de la isla se ve muy reforzada por el hecho de que es la capital del ocio de Europa.

Fuera de Ibiza la industria del ocio nocturno ya empieza a darle vueltas a la cabeza para idear fórmulas nuevas para hacer compatible la diversión y las garantías sanitarias. ¿Se están estudiando aquí nuevos productos o fórmulas de ocio nocturno alternativo?

Las crisis siempre traen innovaciones. Históricamente hemos visto que de cada crisis salen ideas nuevas. Nuestros miembros, en la asociación, son muy innovadores. Esperamos ver a los negocios más importantes adaptándose para que sus marcas sigan promocionando el turismo en Ibiza, lo cual es clave. En nuestra asociación tenemos algunas de las marcas más grandes y famosas a nivel mundial. Todos aceptamos que será una temporada difícil para la música y los eventos tal y como los conocíamos antes. Sabemos que será difícil tener beneficios como los que teníamos antes, pero sentimos la obligación social de seguir ofreciendo entretenimiento y que vengan artistas reconocidos mundialmente. Queremos seguir promocionando la isla este verano y que nuestras marcas mantengan viva la imagen de la Ibiza musical para el año que viene. Insisto: siempre dentro de lo que marquen las autoridades.

Sin embargo, ya desde el año anterior al covid se empezaba a hablar de que el modelo de grandes salas de fiestas estaba entrando en crisis en España, con cada vez más locales que cerraban. Se decía que las discotecas estaban en un cierto declive, por las nuevas formas de ocio de la juventud, etc. ¿Ustedes detectaban algo parecido aquí?

Es buena pregunta. Esto son modas. Desde nuestra asociación, lo que creemos es que los clubes nocturnos, los de día o los de playa, bien administrados, son ofertas complementarias y todas tienen un futuro. Pero, como usted dice, estamos en una ola de cambios muy rápida y lo que hemos de hacer es adaptarnos. Todos los negocios, como las discotecas, tenemos que adaptarnos, porque, si no, moriremos. Hemos de entender que ya no podemos gestionar nuestros negocios como en la Ibiza de hace 30 años. Debemos trabajar muy duro para mantener nuestros propios negocios y a la propia isla a la vanguardia de un mercado que está en constante cambio. Entonces, quizás habrá negocios en la Península que no habrán sabido adaptarse, pero en Ibiza, lo que defendemos es seguir innovando y gestionar bien nuestros negocios para seguir a la vanguardia.

¿Pero los jóvenes de hoy en día siguen yendo tanto a la discoteca como en los años 90, por decir algo?

Yo creo que ahora hay una oferta más variada de la que había entonces. Eso nadie puede discutirlo. Pero es algo que enriquece a la isla. Que haya clubes de día, de playa, nocturnos… eso enriquece a la isla y atrae a un mayor número de turistas, más exigentes además. La oferta turística de Ibiza en cuanto a ocio es excepcional, es líder y está reconocida mundialmente. Esto solo enriquece la oferta de la isla.

En estos momentos en que todos los empresarios hacen solicitudes a las Administraciones, ¿cuáles son las que hace el sector del ocio nocturno?

Ahora mismo, las autoridades no tienen tiempo para escuchar cincuenta opiniones diferentes de cada tipo industria. Lo que nosotros proponemos es trabajar conjuntamente y unirnos en una sola voz con otros sectores turísticos. Se trata de elaborar de forma conjunta una hoja de ruta viable y sensata para el turismo del año 2021 durante la pandemia. Con una sola voz y una visión unificada, trabajar con las autoridades. Pero antes de exigir yo creo que debemos crear unidad entre nosotros. Y desde la Asociación del Ocio ofrecemos nuestra ayuda a las autoridades. Alguno de nuestros miembros cuentan con espacios enormes, muy bien ventilados, que podrían usarse, por ejemplo, para vacunaciones masivas.

¿Ve factible esa unión de todo el sector turístico de Ibiza?

Lo que proponemos es reunirnos con diferentes asociaciones, por ejemplo los hoteleros, la restauración, etcétera, y analizar la situación conjuntamente para proponer soluciones. Estas soluciones nos beneficiarán a todos. El trabajo de la Administración también sería más fácil si unos pocos representantes de todo este sector fuéramos a negociar con ellos en vez de ir hacerlo 50 personas diferentes, de distintos sectores, exigiendo cosas diferentes. Creo que es factible y estamos en un momento en que todos queremos encontrar una solución.

Pero si tuvieran, desde esa unidad, que pedir algo a las administraciones ¿qué sería: rebajas de impuestos, ayudas directas?

Bueno, nuestra esperanza es poder volver a operar, obviamente, para no desaparecer y para poder seguir manteniendo nuestra plantilla de trabajadores. Somos los primeros interesados en priorizar la salud de nuestros trabajadores y los clientes, pero lo que esperamos es llegar a operar al nivel necesario para no desaparecer.

¿Conoce usted a empresarios del sector que esté empezando a pensar en arrojar la toalla, en vista de la situación, o bien dedicarse a otro tipo de negocio?

De momento, no. El camino va a ser difícil. Pero de momento no me consta. Somos realistas y sabemos que el camino es largo y difícil. De momento lo que hemos de hacer, como isla, para mantener nuestra posición en el mercado es que todos sus miembros aporten su pequeño grano de arena y hacer lo que podamos para mantener la marca Ibiza viva. No veo ganas de dejarlo. Veo ganas de volver a trabajar y estar a la vanguardia del sector.

Supongo que habrá empresas del ocio nocturno que han ganado mucho dinero a lo largo de los últimos años y que eso les permite aguantar este ‘chaparrón’…

Sí, lo que a veces no se ve es que estas empresas que ganan mucho dinero también invierten muchísimo dinero en sus marcas para tener ese éxito. Y eso a veces la gente no lo ve.

¿Quién forma la Asociación de Ocio de Ibiza?

Somos 37 empresas en la asociación. Hay locales de ocio, discotecas, beach clubs, pero también tenemos restaurantes, hoteles, escuelas de música, empresas técnicas que ayudan al sector. Es una asociación muy variada.

¿Cómo ve las regulaciones que ha implantado estos últimos años la Administración en el ámbito del ocio nocturno para reducir las quejas históricamente ha suscitado su actividad?

Lo único que puedo decir es que estamos encantados de trabajar con las autoridades para que la oferta turística cause el menor impacto en la sociedad ibicenca. Siempre hemos trabajado con ellos y lo que sea mejor para ellos será mejor para todos. Ha de haber un diálogo y, de hecho, hay un diálogo fantástico. Ha de seguir habiéndolo para trabajar con las autoridades.

Compartir el artículo

stats