Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los taxistas exigen un «control riguroso» a las nuevas VTC concedidas en Ibiza

Reclaman que el Govern efectúe un seguimiento con un programa informático de las contrataciones y el funcionamiento de este servicio, para evitar que hagan competencia desleal al sector del taxi

Imagen de la parada de taxis del aeropuerto, uno de los puntos donde los conductores sufren mayor intrusismo.

Imagen de la parada de taxis del aeropuerto, uno de los puntos donde los conductores sufren mayor intrusismo.

El sector del taxi en Ibiza asume como «un auténtico mazazo» que el Consell de Ibiza perdiera la batalla judicial contra la llegada de nuevos Vehículos de Turismo con Conductor (VTC) y haya concedido una primera tanda de 30 licencias, mientras tramita otras 15 de las más de 500 solicitudes que pueden llegar a reclamarse. Por ello, exigen que tanto el Consell como el Govern balear hagan cumplir la regulación y vigilen esta actividad para que no hagan competencia desleal a los taxistas, tal y como han denunciado reiteradamente con los vehículos de este tipo que se desplazan a la isla para hacer la temporada.

El presidente de la Federación Insular del Taxi (Fitie), Toni Riera, incidió ayer en que las instituciones deben «hacer cumplir la ley al extremo y endurecer los controles» para que la oferta de las VTC cumpla con todas las regulaciones de su servicio. Principalmente, que la precontratación de un vehículo con conductor se realice con una antelación de media hora, así como que estos conductores regresen a sus bases después de cada viaje y no acepten clientes durante estos trayectos ni en las paradas de taxi. «Tampoco pueden estar parados en el aeropuerto esperando a pasajeros», subraya Riera.

Vigilancia telemática

Para ello, el presidente de la Fitie reclama que el Govern balear lleve a cabo un seguimiento de la actividad de estos vehículos con un sistema informática, en el que deben inscribirse para darse de alta. «Allí pueden comprobar que se ha precontratado el servicio con media hora de antelación, a dónde se dirige el coche y si regresa a su base después de dejar al cliente», detalló.

El representante de la Fitie recordó que el sector del taxi puede trabajar sin problemas con las VTC, como pasa con las licencias locales ya existentes, «ya que son servicios diferentes». Sin embargo, recordó que cada año sufren la competencia desleal de las VTC de otras comunidades autónomas que acuden a Ibiza a trabajar durante la temporada, incumpliendo el cupo máximo del 20% de la facturación que se les permite realizar fuera de su territorio. «Ellos no pagan los mismos impuestos que nosotros ni tanto dinero por la licencia y no pueden dar el mismo servicio», criticó.

LAS CLAVES

Tribunales

La Justicia desbloquea más de 500 solicitudes

Además de las nuevas VTC adjudicadas y en tramitación, se podrán reclamar unas 500 solicitudes que fueron paralizadas por el Consell.


Estacionales

Un millar de puestos de trabajo amenazados

La Fitie advierte de que una llegada masiva de VTC que no cumplan con la ley podría hacer desaparecer las 437 licencias de taxi estacionales.

«Sabemos que estos vehículos de fuera también operan a través de los grupos de Whatsapp de los taxistas piratas, aunque ellos lleven la matrícula azul [el distintivo que se aplica desde 2018 para luchar contra el intrusismo]». Riera también matiza que, «si vinieran solo estas 30 VTC, no pasaría nada grave, pero el problema es que vendrán hasta 500, más que las licencias de taxi fijas que hay en la actualidad».

Como consecuencia, en caso de que se acaben reclamando todas las solicitudes de VTC que habían quedado paralizadas por la Justicia, Riera teme que desaparezcan las licencias de taxi estacionales que refuerzan el aumento de la demanda durante la temporada turística, que fueron 437 en el verano de 2019. «Eso supondrá que se perderá un mínimo de mil puestos de trabajo», advierte Riera.

Movilizaciones de Elite

Desde la asociación Elite Corsaris d’Eivissa, creada precisamente para combatir el intrusismo en el sector, se incidió en que el problema se ciñe a las empresas que ahora vendrán de fuera. «Con las VTC de aquí [50 en la actualidad] nos llevamos bien, porque cumplen las normas y ellas también se verán perjudicadas», apuntó el presidente de Elite, Serafín Costa.

«Nosotros pagamos impuestos en España y estas VTC en el extranjero, además de que fomentan la precariedad laboral porque solo pagan un sueldo base de 800 euros y no cumplen los descansos», advirtió. Costa también reclama que las administraciones hagan cumplir la ley, pero teme que «si cada año hay más piratas y no los consiguen erradicar, a ver cómo van a controlar este servicio».

«Vamos a estar pendientes de que se respete la ley y, si no lo cumplen, saldremos a la calle, porque muchas veces las cosas se arreglan así y no en los juzgados», advierte.

Ciudadanos pide al Govern que regule este servicio

El partido político Ciudadanos exige más instrumentos legales para regular las VTC, «porque la actual normativa balear no está completamente desarrollada», lamentó ayer en un comunicado el conseller de Transportes de Ibiza, Javier Torres. «Hemos pedido al Govern que desarrolle su normativa, como han hecho otras comunidades», incide. Torres ya ha pedido un encuentro con el Govern para tratar este asunto y acusa al PSOE de Ibiza de «inventarse polémicas» al criticarle y asegurar que «la normativa actual es suficiente».

Compartir el artículo

stats