Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

Medio millar de flamencos en Ibiza

El recuento anual de aves en los humedales pitiusos registra este año un aumento en Ibiza y una bajada en Formentera

19

Medio millar de flamencos en Ibiza

Cada año, a mediados del mes de enero, se hace un recuento de aves que pasa a engrosar los registros de las zonas húmedas del planeta. Se trata de áreas protegidas a través de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente los hábitats de aves acuáticas, conocido como Convenio Ramsar.

En el caso de Ibiza y Formentera, que cuenta con importantes zonas húmedas en el Parque Natural de ses Salines pero también en zonas degradadas de Ibiza como ses Feixes, se realiza cada año desde hace más de dos décadas un recuento anual de las aves acuáticas.

Entre los pasados 15 y 19 de enero un equipo cinco agentes de medio ambiente (AMA), un naturalista del Parque Natural de ses Salines de Ibiza y Formentera y ornitólogos voluntarios junto al GEN-GOB de Ibiza participaron en esta toma de datos.

A falta de contabilizar la colonia de garcillas bueyeras, el resumen en Ibiza se resume en un notable incremento de la especie más singular, el flamenco, que ha pasado de 183 ejemplares en 2020 a los 534 contabilizados hace una semana.

En Ibiza se registraron un total de 1.038 aves en enero de 2020, mientras que en el recuento este año se han podido observar 1.421, «lo que supone un incremento del 37%, debido en parte al flamenco y al ánade real», apunta Esteban Cardona, que lleva el registro de las Pitiusas.

En Ibiza estos especialistas han echado a faltar la presencia de la gaviota reidora: «No hemos podido observar ni un solo ejemplar, cuando se trata de una especie común en estas fechas y lugares», precisa Cardona.

En cambio, y paradójicamente, este año el recuento en Formentera ha sido una «debacle» numérica, ya que los avistamientos han pasado de 552 aves (sin las garcillas) a 195 ejemplares.

Flamencos en Ibiza

Según los técnicos, esta diferencia de 357 ejemplares registrada en Formentera coincide con la práctica desaparición del zampullín cuellinegro, cabussonera, un ave de paso que tenía en s'Estany Pudent su lugar de reposo de invierno. En este recuento se han avistado nueve ejemplares, mientras que en el mismo mes de 2020 fueron 280. El chorlito dorado también reduce su presencia en Formentera y pasa de 80 avistamientos a solo cinco.

El resto de especies se mantiene igual, a excepción de los números de garcillas bueyeras que están pendientes de contabilizar. La nota singular estuvo en s'Estany des Peix, en Formentera, con el avistamiento de un ejemplar de cigüeña común.

El convenio Ramsar implica a 160 países, entre ellos España, y entró en vigor en 1975. Su principal objetivo es «la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales».

Síguenos en Instagram

Compartir el artículo

stats