La Pimeef considera que será «imposible» que el sector del comercio pitiuso obtenga números positivos este año y advierte de que «ni la llegada de turistas, salvará la temporada».

El turismo «será un bálsamo, pero dentro de la incertidumbre y del problema económico actual, para el comercio será muy difícil sacar números positivos este año, será imposible», según el presidente de Pimeef, Alfonso Rojo.

Rojo reconoce que se ha notado en el comercio pitiuso «el inicio de la actividad y de poder abrir las puertas con una relativa normalidad», aunque la afluencia de compradores ha ido disminuyendo a medida que han pasado las semanas. «Ahora es como si se viviera un inicio de primavera, sin haber recibido aún a turistas», declaró.

Según Rojo, ese descenso en las ventas se debe a que «no hay mucho dinero en las calles», con muchos trabajadores en ERTE que, por tanto, «reducen sus gastos extraordinarios».

Sobre la próxima campaña de rebajas, Rojo reconoce que los descuentos «siempre dinamizan las ventas», aunque son «momentos puntuales y las rebajas ya no son lo que eran». Además, durante dos meses «el stock no se ha movido y se está ante una nueva situación para muchas cosas», añadió

Desde la patronal valoran las iniciativas impulsadas por las instituciones pitiusas durante el estado de alarma para que los comercios pudieran vender online. Son acciones en las que han participado «muy activamente» porque han supuesto una «oportunidad» durante el parón.

Además, recordó que se activaron acciones «que ya deberían estar en marcha mucho antes y que a veces, por la desidia del propio sector, no se habían desarrollado. Posiblemente haya sido la oportunidad para impulsarlas».