20 de mayo de 2020
20.05.2020
Diario de Ibiza
Parlament

Armengol pone fecha a la desescalada turística: «En julio empezará a recuperarse»

La presidenta defiende que Balears puede presentarse como «un destino que sabe controlar» la pandemia

20.05.2020 | 00:27
La presidenta Francina Armengol tuvo que responder a una batería de preguntas de la oposición.

La presidenta del Govern, la socialista Francina Armengol, afirmó ayer en el pleno del Parlament que «en julio y agosto se comenzará a recuperar la temporada turística» en Balears, confiando en que empiece a arrancar a partir de mediados de junio con la autorización de vuelos nacionales y la «prueba piloto» pactada con el Gobierno central para traer los primeros turistas de Alemania a la Playa de Palma. Armengol efectuó estas afirmaciones en respuesta a distintas preguntas de los grupos de la oposición, que coincidieron en lanzar críticas a la gestión del Govern respecto a la crisis económica derivada del coronavirus.

La presidenta defendió la actuación de su Ejecutivo para intentar la reactivación del turismo y aseguró que cuenta con el respaldo del Gobierno central, que «es consciente de que el sector turístico será de los más afectados» por la crisis económica a causa de la pandemia y recordó su compromiso de un fondo de ayudas en este ámbito. A ello añadió el compromiso de Pedro Sánchez de «una conferencia específica» para abordar los retos de Balears con el fin de lograr la recuperación turística.

«Corredores aéreos seguros»


Junto a ello, además de defender que el Govern actúa de acuerdo con patronales y sindicatos, resaltó que el Ejecutivo balear está trabajando «con los länder alemanes» para el establecimiento de «corredores aéreos seguros» con el fin de retomar los vuelos turísticos. Entre otras cuestiones, valoró que Alemania haya anunciado que permitirá a sus ciudadanos viajar a destinos seguros a partir del 15 de junio.

«Nos podemos presentar como un destino que sabe controlar esta enfermedad y tiene unos niveles de seguridad altos», sostuvo Armengol en respuesta a una pregunta de Lina Pons, de El Pi, sobre las medidas de protección sanitaria en los vuelos. La jefa de Ejecutivo defendió que el cierre de puertos y aeropuertos que pidió el Govern ha permitido que en Balears haya una «una evolución mejor de la pandemia».

Por ello, según dijo, ahora es posible «ir abriendo de forma más rápida que otros territorios españoles» y ofrecer una imagen de destino seguro. «Esta es la estrategia que puede acompañar a una buena reactivación económica de la Comunidad», añadió si bien admitió que «esta temporada será complicada y habrá que sobrevivirla de la mejor manera posible para dar una buena imagen al mundo».

Además, insistió en su reclamación de que el Gobierno central asuma los controles sanitarios en puertos y aeropuertos y su coste, ya que es competencia estatal, así como en la necesidad de un «acuerdo europeo» con normas claras para la movilidad de los ciudadanos.

En un pleno de nuevo monográfico sobre el coronavirus y sus consecuencias en Balears, la oposición no ahorró criticas al Govern.

Especialmente duro fue el líder del PP balear, Biel Company, quien atacó directamente a Armengol acusándola de haber dado «un giro de 180 grados» con el decreto contra la crisis económica aprobado la pasada semana con el que, según sostuvo , «ha pasado a copiar la ley de turismo del PP de 2012 que derogó la izquierda» y supone una «contrarreforma» a las anteriores políticas del actual Ejecutivo.

«Usted ha pasado de antiturística a ser la gran defensora de los hoteleros», espetó Company a Armengol tras acusar al Govern de ir «a remolque de las circustancias» poniendo como ejemplo que «Alemania hace mes y medio que trabaja» en la recuperación turística.

Antes de las preguntas de control al Govern en donde sí hubo acuerdo de todos los grupos fue en la aprobación de una declaración institucional comprometiéndose a promover una protección especial para los niños y adolescentes de las islas ante la crisis por la pandemia.

Tráfico de mercancías


El conseller de Movilidad, Marc Pons, resaltó ayer en el pleno del Parlament la caída del tráfico de mercancías en las islas por la parálisis de la actividad económica, el confinamiento y la ausencia de turistas, que se tradujo en un descenso del 52 % en abril respecto al mismo mes el pasado año. Pons, que compareció en el pleno para explicar la gestión de su departamento ante el coronavirus, precisó que en el primer mes completo del estado de alarma llegaron a las islas unas 740.000 toneladas de mercancías en 30.000 camiones, con una caída de vehículos de carga del 53 %.

El conseller detalló todas las restricciones de movilidad en los aeropuertos y puertos de las islas desde la tercera semana de marzo. «La restricción prácticamente absoluta de la movilidad nos ha permitido un mayor control del virus», sostuvo Pons quien resaltó la caída del volumen de pasajeros superior al 99 %.

Añadió que ahora «las prioridades se invierten» y «de forma controlada y muy pausada, siempre bajo criterios sanitarios», se ha comenzado a avanzar para una mayor oferta de transporte para los que pueden viajar por los motivos que se permiten con el estado de alarma.

Recordó que si se mantienen las fases de desescalada, la movilidad entre provincias podría comenzar el 24 de junio y confió en que para entonces también sean posibles vuelos internacionales con «corredores seguros», lo que marcaría el comienzo de la reactivación turística.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook