Opinión | Para empezar

Con Prou no basta

Bajo el lema ‘Menys turisme, més vida’, entidades proteccionistas, vecinales, sociales y culturales y vecinos a título personal se reunieron ayer por la tarde en el instituto de Sineu, en Mallorca, para intentar definir la estrategia a favor del decrecimiento y organizar una gran movilización ciudadana en contra de la masificación turística. El impulso llega desde las Islas Canarias, donde hace unas pocas semanas miles de personas salieron a la calle en todas las islas para reclamar un control del turismo que proteja los recursos naturales y a la población local, que se está viendo marginada e incluso expulsada por la apisonadora turística. La protesta en la mayor de las Balears está programada ya para el 25 de mayo, con el lema -ingenuo pero efectivo- de ‘Mallorca no se vende’.

En Ibiza, la plataforma Prou ha convocado una concentración un día antes, el 24 de mayo a las 20 horas, ante la sede del Consell Insular, centrada en «la necesidad urgente de crear y aplicar una ley de limitación de entrada de vehículos siguiendo el modelo de Formentera». Y también «un conjunto de medidas que incluyen garantizar el mantenimiento de la moratoria turística o incentivos para establecimientos que reduzcan plazas hoteleras». Según han manifestado a través de las redes sociales.

La convocatoria se me queda muy corta, sobre todo porque llega desde una entidad nacida hace ya años para luchar contra la expulsión de los ibicencos de muchas zonas de la isla, pero que llevaba mucho tiempo con las manos en los bolsillos, casi desaparecida. Y además porque no se ha encomendado a nadie, aunque cada uno puede utilizar sus recursos como crea necesario, faltaría más.

Lo más lógico hubiera sido seguir el ejemplo mallorquín y también el canario y convocar a entidades ecologistas, vecinales, sociales, sindicales, profesionales, culturales... y definir una estrategia común, porque vamos todos en el mismo barco, aunque algunos se estén empezando a caer por la borda por falta de espacio.

Suscríbete para seguir leyendo