Tribuna

Tónica de un Leviatán despistado

Samaj Moreno

Samaj Moreno

Síntomas de Retórica, Redundancia y Reggaetón. Que podríamos poner en cuño de ‘Las tres erres del Esperpento’.

Retórica en tanto en cuanto se trasladan los términos de lo que es una política constructiva a un teatrillo de mercado o sin tanto glamour un marketing de manual bastante decadente.

Redundancia en cuanto a acopio de ser siempre tan sustancialmente creativos (decía irónicamente Rosa Luxemburgo) y solo saber tirar de lo ya usado tantas veces.

Reggaetón por ese ruido que generan y donde cuesta encontrar una nota que se salve o suene medianamente.

De estos polvos esos lodos y que me veía yo poniéndome ambientador en vez de desodorante para fingir el hedor ajeno.

A lo que voy es que Génova tilda de irreverente la actitud de Abascal y sus secuaces en el congreso. Y el dictado marca las de un Ramón Tamanes ya a título de tránsfuga, casi como un método; transfuganismo. Semblante de una supuesta correspondencia, de autocuestionar tus ideas políticas. Que, a ver, si una criatura del Pleistoceno de la democracia, no solo no se le cautiva, sino que se ve capaz de trasladar todo su cartel y carrera al otro bando, ¿tú en qué estás pensando? Puede que en rosas rojigualdas.

Y sin más te han colocado otro patrón que inspira un poco de pena, aunque para los de Vox es mercancía buena y sobre todo a buen precio. De todxs es sabido que hay chistes que no hacen gracia o que se hacen a mala leche.

Buscase yo el entrelínea o entresijo a propósito de la moción de censura que han presentado los de Vox. Tratando de descifrar una nota o melodía con escala entre el ruido y desciendo por varios ángulos, vaticinios o conceptos.; uno podría ser un gesto neurótico y naturalizado, donde la enajenación se normaliza en un partido que practica las ideas extremas. Otro ángulo podría ser la de hacerle la cama al señor Sánchez ahora que se acerca el sufragio, lo que suena raro, pero no imposible. U otro ángulo podría ser una campaña de marketing de empresa al uso. Campaña provocativa de aquellas para hacerse presente en el rumrum colectivo y sencillamente que se hable de Vox rebotando como ese estribillo que jode más que gusta y por lo que habría que decir que desde aquí ya estoy cometiendo un crimen y con algo de sentido común habría de degollar esta pluma.

Tierno Galván seguro se está revolviendo viendo tanta, ahora sí; ‘Kaka de luxe’.

Suscríbete para seguir leyendo