Día del Periodista 50% DTO. Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

«Vaya cachondeo llevas»

Caso 1: después de 16 años de malos tratos y amenazas, reúnes el valor para ir a denunciar a tu pareja por violencia machista. Vas a comisaría y el mosso que te atiende no solo te dice que a ver si ya te has decidido («porque vaya cachondeo llevas»), sino que pretende que declares en medio del vestíbulo. Por supuesto protocolo cóvid, hace dos años que en esta comisaría de Badalona se procede de esta forma.

Caso 2: tú y unas cuantas alumnas de bachillerato más se quejan a principio de curso por los comportamientos inadecuados del profesor de Filosofía: os toca, hace comentarios sobre vuestro cuerpo, os pide un trabajo de ética con ‘contenido sexual’. La tutora os dice que no se puede hacer nada y el director os pide discreción. No se activa ningún tipo de protocolo. Las actitudes por parte del profesor siguen y todo ello escala hasta que en el viaje de fin de curso a Madrid propone sexo a dos alumnas y manosea dentro de un taxi a otra, que estaba volviendo al hotel porque no se encontraba bien. Entonces vuelven a quejarse y sí, ante estos hechos absolutamente ineludibles, dirección os dice que vais a hablar con los Mossos d’Esquadra.

Estos son los casos de Silvia y las alumnas del instituto Dolors Mallafrè de Vilanova i la Geltrú, que llegaron a los medios con pocos días de diferencia; entre finales de septiembre y principios de octubre. Por suerte, Silvia iba acompañada de su abogada, Julia Humet: si no hubiera sido así, se habría ido y la denuncia no habría salido adelante.

Mossos: brindad un espacio seguro para declarar y mostrad actitud profesional y empática. Si vuestros agentes no son capaces, no sé qué hacen ocupando ese sitio. Responsables pedagógicos: no digáis a las alumnas (a quienes les debéis ayuda, protección y ejemplo) que no se puede hacer nada ni les pidáis discreción. Lo que reciben es una lección dolorosísima sobre cómo trata la sociedad a aquellas que levantan la voz.

Ahora mismo, el comportamiento irresponsable y negligente de las instituciones conduce una y otra vez a la revictimización.

Compartir el artículo

stats