50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Miguel L. Romero

Para empezar

José Miguel L. Romero

Devoramos lo auténtico

No imagino a mi abuela preparando gachas con trozos de solomillo, ni migas acompañadas de langostinos, ni una pierna de cordero dentro del cocido madrileño de mi madre. De la misma manera, llama la atención que se hayan desvirtuado las recetas del bullit de peix y del arroz a banda para contentar los paladares y expectativas de los turistas, como alerta Josep Lluís Joan, técnico de Promoción de Calidad Agroalimentaria del Consell. Ibiza vive ese mismo proceso de ‘foodificación’ que padece Florencia con la bistecca alla fiorentina, un plato convertido a la fuerza en típico para satisfacer al turista, pero que en realidad no lo es. Los restaurantes de esa ciudad se han amoldado a miles de visitantes que reciben a diario (hasta convertirla en casi intransitable) que están convencidos de que eso es el summum gastronómico local. Es trending en Instagram hacerse un selfi con ese trozo de carne. Lo peor del caso es que, como advierte Joan, no hay tanta roja ni tanto mero en Ibiza para contentar a los turistas que repudian el bullit con morralla, a esos que buscan la Ibiza auténtica pero que se mosquean si les sirven ese guiso con rata o morena porque creen que les dan gato por liebre. Y los restaurantes ceden. Vamos camino de que algún día quiten la hierbabuena al flaó.

Compartir el artículo

stats