Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lopez-Romero,-Josemi

para empezar

José Miguel L. Romero

Más calle y menos tuits

@ JosemiLromero

Trascender más allá de los 280 caracteres. Patear la calle. Son los deberes que el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, propuso a los populares que participaron en el último cónclave del partido en Toledo, quizás mientras algunos de los ibicencos presentes tuiteaban compulsivamente. Feijóo está hasta las napias de los zascas de barra de bar, de que la política se limite, actualmente, a ver quién es más avispado en su respuesta, aunque en su trabajo diario muestre preocupantes limitaciones para desempeñar su cargo. Aquí es habitual ver a alcaldes, ediles y consellers asistir a actos en los que no prestan atención a quien habla, actúa o canta, incluso en plenos: maleducados, aprovechan esos momentos para tuitear, para buscar la frase definitiva que noquee al contrario. Basta con comprobar en las cuentas de los políticos pitiusos quiénes y cuántos responden y quiénes y cuántos le dan al like: o sus contendientes o sus compañeros de filas. Y son pocos, poquísimos, los que interactúan. Sus lapidarios mensajes son mero consumo interno, no trascienden más allá de sus pequeños círculos, a veces ni eso. Feijóo parece haberse dado cuenta de a dónde conduce esa deriva: al desencanto, quizás a que todo acabe como cuenta José Saramago en ‘Ensayo sobre la lucidez’, en papeletas en blanco, en la ceguera, en la excusa del «mal tiempo para votar».

Compartir el artículo

stats