Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llama la atención

Llama la atención

Que la falta de profesionalidad, de empatía y de respeto de los siete taxistas de Vila que se negaron a llevar a clientes al hospital se haya saldado con una irrisoria multa de mil euros por parte del Ayuntamiento. Es la mínima cuantía con la que se penalizan las infracciones muy graves. Aitor Morrás justifica estas leves sanciones a los conductores por el hecho de que era «la primera vez» que los taxistas cometían esta infracción, por lo que, al no ser reincidentes, su incalificable conducta se resuelve con mil euros de multa.

El intempestivo horario del partido entre la UD Ibiza y el Tenerife del domingo en Can Misses, a las cuatro de la tarde, que los equipos tuvieron que jugar con un intenso calor y que provocó estragos en la grada, con varios aficionados atendidos por golpes de calor. No es de extrañar ya que a esta hora, después de comer, el termómetro marcaba 36 grados. Algo que influyó seguramente en la floja entrada al campo, con menos de 3.000 aficionados viendo el partido bajo un sol de justicia.

Compartir el artículo

stats