Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando de lama

Los rectangulitos azules

El avión llega con casi dos horas de retraso. Estoy cansado. Cuando inicia la maniobra de aproximación es casi medianoche. Se apagan las luces de la cabina y en la oscuridad la isla se estructura en un enjambre más o menos ordenado de luces. Las carreteras de Sant Antoni y Santa Eulària son dos enormes arterias naranjas. Los caminos son una red de venas blancas. Se pueden adivinar perfectamente los pueblos por las aglomeraciones de colores, sobre todo las zonas turísticas, que se van pintando de rosas, amarillos y verdes fluorescentes, más visibles según el aparato va descendiendo de norte a sur, desde Sant Carles hasta ses Salines. Entre todas esas luces de colores destaca una constelación de rectangulitos azules distribuidos por toda la isla. Me pregunto si es que todas las piscinas están ahora iluminadas. Las hay muy pequeñas y muy grandes, que deben pertenecer a hoteles o agroturismos. Muchas dispersas y otras concentradas en lo que entiendo que son urbanizaciones. En sa Punta de Talamanca se ven claramente dos hileras de rectangulitos azules -cuento unos 70- y uno que debe medir media hectárea. ¿De verdad es necesario tanto derroche de agua?

Compartir el artículo

stats