Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llama la atención

llama la atención

Que una anciana enferma de alzhéimer y en silla de ruedas pierda su piso de renta limitada porque los herederos del propietario quieren disponer de él. Nemesia Martínez y su hijo y cuidador tienen que abandonar su casa de Santa Eulària el próximo 2 de febrero y, debido al escandaloso precio de la vivienda en Ibiza, también deben dejar la isla en la que Nemesia, que trabajó en el sector de la limpieza, vive desde hace 50 años. El drama de esta mujer es el de muchos ancianos que pierden sus casas o bien porque no pueden pagar el alquiler o porque sus propietarios quieren echarles para poder subir su precio.

Los inasumibles requisitos que el Govern pide a las farmacias para poder supervisar test de covid y comunicar bajas laborales. Aunque muchos farmacéuticos se han ofrecido, unos 150 hasta el lunes, están a la espera de que se relajen las exigencias ya que les es imposible cumplirlas, especialmente la de disponer de un habitáculo separado del establecimiento y con una entrada y una salida distintas.

Compartir el artículo

stats