Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lopez-Romero,-Josemi

Ibiza adoctrina por Navidad

«Las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber déjame que las beba tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie ni hago daño a los demás», dijo José María Aznar hace muchos años. Era la hiperbólica manera en la que el expresidente del Gobierno advertía no tanto de que le dejaran en paz con su dipsomanía, de tenerla, como de avisarnos de que la izquierda ha pasado de ser liberal (sólo durante algunas décadas) a intentar adoctrinarnos en todos los ámbitos de la vida: cómo debemos dirigirnos a los demás, cómo debemos pensar, cómo y qué debemos comer, cómo hay que beber, cómo hay que amar, cómo hay que follar, qué hay que leer o ver en la tele, qué juguetes comprar… Se despacha ahora el Ayuntamiento moralista de Eivissa con una campaña sobre consumo moderado de alcohol en la Navidad, como si ese fuera su papel, como si de esa institución dependieran las competencias de salud. Debe ser que la edil de Bienestar Social, Carmen Boned, no sabe en qué gastar el dinero de su concejalía o que el buenismo también la ciega. O ambas cosas. Pocos resultados tendrá, no obstante, el reparto de 50.000 viejunos posavasos entre una juventud que, como le da al botellón (para lo que la solución no son 500 pósteres, sino más policías incordiando donde se concentran y dejan la zona hecha un asco), no sabe ni qué es eso.

Compartir el artículo

stats