Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Martín,-Cristina-v2

Niñas que pisan fuerte

Día de la Constitución. El auditorio de es Caló de s’Oli a reventar. Niños, adolescentes, familias enteras. Me sorprende este insólito fervor popular para conmemorar nuestra Carta Magna pero pienso que quizás los centros escolares o las asociaciones vecinales han hecho una loable labor pedagógica y han provocado este llenazo con aire festivo. No me conformo con la primera impresión y pregunto a una cría: «¿Sabes por qué hay tanta gente?». «Es que bailan unas niñas», responde. «Ah. Y también es lo de la Constitución, ¿no?», insisto. «Eso no lo sé». Así que la llegada de esta rara nueva normalidad también nos trae el viejo truco para llenar un acto al que no se acercan más que los que no pueden faltar por su papel institucional: programar la actuación de una academia de baile. No falla. Pero en este caso, la combinación del acto oficial con el espectáculo tiene otra lectura. Niñas y adolescentes (solo había dos chicos) ocupando el escenario con sus bailes urbanos, sus saltos, su fuerza, su energía. Vestidas con sudaderas, pantalones vaqueros, deportivas. Pisando fuerte, como diciendo «aquí estamos y no nos movemos, o nos movemos donde queramos nosotras». Reivindicando su espacio en el Día de la Constitución, haciendo suya la palabra igualdad. Dispuestas a asaltar el futuro como conquistan el escenario, sin que nadie se lo pueda impedir.

Compartir el artículo

stats