Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El álbum

No un arco iris, sino dos

No un arco iris, sino dos

La lluvia provocó ayer un arco iris doble en el cielo de Ibiza. Este fenónemo se produce cuando los rayos del sol realizan al menos dos refracciones y tres reflexiones internas por su contacto con las gotas de agua. El resultado es la formación de un arcoíris secundario de colores invertidos.

Compartir el artículo

stats