Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llama la atención

llama la atención

llama la atención

Las denuncias por parte de ciudadanos de Ibiza de los malos olores que desprenden los nuevos contenedores de residuos orgánicos instalados en la ciudad, además de en varios municipios de la isla. Con el calor del verano, los contenedores desprenden un olor nauseabundo y eso afecta a negocios que se encuentran cerca, ya que los clientes optan por no sentarse en una terraza si van a tener que soportar el hedor mientras comen o cenan. Aunque se haya triplicado la limpieza, como asegura el Ayuntamiento de Ibiza, es necesario estudiar su ubicación para que, al menos, no estén expuestos al sol.

Que con la buena temporada turística hayan regresado algunos de los problemas a los que ya parece que nos habíamos desacostumbrado. Un ejemplo son las quejas por ruidos por parte de particulares que ha recibido la Policía Local de Santa Eulària durante este verano, que han crecido un 73% con respecto a las de la temporada de 2019, la previa al covid. Se trata del aumento más significativo de todas las llamadas que han atendido los agentes entre julio y agosto.

Compartir el artículo

stats