Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Silvia Limones Costa

Combatir el odio

Actualmente vivimos en una época convulsa y de crisis que hace que los discursos populistas y que generan odio tengan mucho calado en nuestra sociedad. La institucionalización de los discursos de odio está fomentando que muchas personas encuentren un paraguas en el que cobijarse y se sientan empoderados hasta el punto de materializar y convertir estos discursos de odio y estas conductas reprobables en acciones de violencia física contra personas migrantes, LGTBIQ y cientos de mujeres víctimas de violencia de género. Prueba de ello es que recientemente hemos conocido un informe del ministerio del Interior que indica que los delitos de odio han repuntando hasta alcanzar cifras superiores a las de antes de la pandemia.

Decía hace unos días un conocido actor de nuestro país que «es responsabilidad de todos que este cáncer no se convierta en metástasis». Efectivamente así es, tenemos que dejar claro desde nuestra posición que estos discursos y estos ataques, en Ibiza, no son bienvenidos.

Debemos trabajar desde nuestra posición para que todas las personas (que presumen o asumen estos discursos de odio), entiendan que ser racista, homófobo o machista no es algo de lo que se pueda presumir ni estar orgulloso, sino algo de lo que avergonzarse.

Las personas que creemos en la igualdad real y que no pensamos que nadie vale más que nadie, no debemos permanecer callados ante estos hechos porque hacerlo les hace avanzar en sus discursos y acciones intolerantes. Debemos afear el racismo, la homofobia y el machismo, hasta reducirlos a la mínima expresión y hacerlos desaparecer. Hasta que esto no suceda, la sociedad no podrá vivir en completa libertad, porque siempre habrá alguna mujer, alguna persona del colectivo LGTBIQ, o alguna persona migrante viviendo con miedo de sufrir algún ataque violento.

Es responsabilidad de todos, pero sobre todo de las personas que somos servidores públicos y creemos firmemente en la igualdad de oportunidades, hacer acciones para contrarrestar este tipo de discurso que desgraciadamente están materializando en acciones violentas contra personas del colectivo LGTBIQ, personas migrantes y mujeres. Debemos dejar de blanquear a estos discursos políticos que tanto daño hace a la convivencia presente y futura de nuestro país.

Uno de los pilares básicos en el que tenemos que actuar es inculcar a nuestros jóvenes valores de respeto, tolerancia y de repulsa a la violencia de algún tipo para hacerlas entender que sólo con valores así, se puede conseguir una convivencia adecuada de toda la sociedad, sin pensar que ser de una raza, un género o una condición sexual nos da poderes de superioridad respecto de otras personas con otras opciones o condiciones distintas de la nuestra. Nunca debemos olvidar que sólo una condición es importante para garantizar una buena convivencia y una sociedad libre: «Ser persona y comportarse como una persona».

Los discursos de odio en otros países de la UE se están convirtiendo en leyes que eliminan derechos fundamentales de muchas personas. Afortunadamente la UE está actuando con multas económicas a estos países, pero esto no es suficiente. En nuestro país tenemos la oportunidad de reducir a la mínima expresión a esta ideología (que defiende el racismo, la LGTBIQfobia y niega la violencia machista), que tanto daño ha hecho a la humanidad históricamente. No podemos dejar que la historia se repita. Hay que pasar a la acción con contundencia.

Para ello, desde el grupo socialista del Consell Insular d’Ibiza presentamos en el último pleno una serie de iniciativas y acciones dirigidas a formar a los adolescentes en materia de igualdad. La idea fundamental consiste en ofrecer esta formación a las categorías inferiores de los clubes deportivos y a sus entrenadores, ampliar la formación en los institutos y realizar insulares contra la LGTBIQfobia y la xenofobia y la discriminación por orientación sexual o identidad de género, para concienciar en valores de igualdad a toda la ciudadanía ibicenca. Pensamos que acercar esta formación a los jóvenes y que no sean ellos quienes tengan que buscarla, es fundamental, para profundizar en los valores de igualdad, respeto y tolerancia.

Por último, PP y Cs se negaron a aceptar la propuesta de crear una oficina fija de atención a los hombres con problemática de ejercer violencia de género, con especial cuidado a los adolescentes, y en coordinación directa con orientadores y equipos directivos de los centros educativos y clubes deportivos.

Lamentamos su postura, ya que pensamos que Ibiza podría ser pionera en muchas cuestiones e iniciativas para avanzar en materia de igualdad. El 80% de la violencia es ejercida por hombres. Que las personas que quieran revertir sus instintos o hábitos machistas tuvieran un lugar de referencia para recibir asesoramiento, nos parece fundamental.

Porque luchar para combatir el odio, es una cuestión de todos y todas.

Silvia Limones Costa | Consellera del grupo PSOE del Consell Insular d’Eivissa

Compartir el artículo

stats