Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Da Silva

En Corto

Pedro de Silva

Primer juego para Junqueras

¿Pueden ser la política y la literatura política un arte? Si la respuesta es afirmativa y se es capaz de separar la forma y el fondo, viendo arte en aquello que es perfecto con arreglo a sus códigos aunque se deplore el contenido, un lector atento podrá ver una obra de arte en el artículo-manifiesto con el que Oriol Junqueras ha abierto la partida. El castellano es tosco e imperfecto, cierto, pero el modo de establecer prioridades implícitas mediante el orden expositivo, la combinación de autocrítica y crítica, el mix de contundencia y suavidad, la mano tendida al contrario y la carnaza beata para la parroquia, en un tejido de equilibrios de solo dos folios, es puro arte. La dispersa verborrea de respuesta desde el otro lado (Sánchez, Ábalos, etcétera) no está a la altura, aunque es verdad que el partido no ha hecho más que empezar y el baloncestista siempre ha dominado los tiempos.

Compartir el artículo

stats