Opinión | Tribuna

Urbanismo en Sant Antoni: La predicción de Podemos se cumple

Durante estas últimas semanas estamos viviendo un auténtico esperpento en Sant Antoni provocado por una serie de malas decisiones en cadena del Partido Popular. Todo saltó con la noticia de que un concejal del PP había hecho obras ilegales de forma reiterada, pero todo esto se volvió un escándalo cuando el PP lo intentó tapar y el alcalde defendió públicamente al regidor, intentando quitar importancia a lo sucedido y negándose a que el concejal abandonara el equipo de gobierno. Llueve sobre mojado, no hace mucho ya pasaron cosas parecidas con otros concejales del PP en Sant Antoni, y lo peor, es que la reacción del nuevo alcalde ha sido igual de decepcionante que la del PP en tiempos pasados. Caras nuevas, pero mismas prácticas.

Todo lo sucedido está relacionado con Urbanismo, no solo por las obras ilegales del concejal, sino también porque el intento del PP de tapar lo sucedido anunciando una «reestructuración del equipo de gobierno» (justamente el mismo día que conocimos el escándalo) provocaba un nuevo cambio de regidor en esta área de urbanismo, señalándole de facto, como el culpable de los problemas de Urbanismo, y sobre todo, dejándole de incompetente, cuando la realidad es que no se le ha dejado tiempo suficiente para trabajar en el área. El PP sacrificó a su regidor con el objetivo de tapar la polémica y así calmar a sus socios de gobierno.

En Podemos nos temíamos que algo así iba a pasar, de hecho, hace siete meses escribí un artículo de opinión sobre la situación en la que señalé literalmente lo siguiente: «Una prueba de la falta de implicación del PP en la actualidad es encargar la gestión de esa área al regidor que acaba de entrar, que por muchas ganas que tenga, no tiene experiencia en gestión de recursos públicos y al no haber formado nunca antes parte de un gobierno, se está cargando sobre sus espaldas una responsabilidad excesiva.» Y en ese mismo artículo predije lo siguiente: «Flaco favor le está haciendo el órgano de gobierno interno del PP de Sant Antoni al nuevo regidor de Urbanismo. Esperamos que después no le echen las culpas si el atasco de Urbanismo continúa y que sea el propio partido el que reconozca su fracaso.»

Tal cual lo dije, ha sucedido. Por si alguien está pensando en preguntarme qué números van a salir en la Primitiva, no soy ‘pitoniso’, simplemente era tan evidente que se veía venir el desastre.

Suscríbete para seguir leyendo