Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llama la atención

Llama la atención

Llama la atención

La indignación de los propietarios de bares y restaurantes de Ibiza con la decisión del Govern de mantener los restringidos horarios y los interiores cerrados durante, al menos, dos semanas más. Consideran «inadmisible» que continúen las «desproporcionadas» restricciones en el sector de la hostelería, pese a que la isla tiene ahora mismo la incidencia de covid más baja de todo el archipiélago. La decisión del Ejecutivo de Armengol supone otro mazazo para los dueños de los bares, que siguen esperando recibir las ayudas del Estado para insuflar algo de oxígeno a su agónica situación económica.

Que el anuncio del final del estado de alarma el próximo 9 de mayo haya activado ya el turismo nacional hacia Ibiza y Formentera. Una buena noticia para el sector turístico pitiuso, que pide sin embargo que se mantengan controles sanitarios en el puerto y en el aeropuerto, y también que el fin de la alarma no suponga el final de los ERTE, gracias a los que muchas empresas siguen vivas.

Compartir el artículo

stats