Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Martín,-Cristina-v2

Vericad y las amenazas de muerte

Miguel Vericad ha contado en Facebook cómo vivió una brutal campaña de acoso cuando fue conseller de Medio Ambiente de Ibiza. Es un testimonio que nos debería hacer reflexionar sobre el peligro de la intolerancia y los límites a la hora de manifestar nuestras discrepancias con algo. Recibió decenas de amenazas de muerte por parte de personas que no estaban de acuerdo con la eliminación de las cabras de es Vedrà, una medida exigida por la normativa medioambiental y que se retrasó durante demasiados años. Y que encima no dependía de Vericad, sino del Govern. «Me desearon varios tiros en mi nuca. Entre otras barbaridades. El representante de Basta ya de maltrato animal en Ibiza me dijo: ‘Sabemos dónde vives’. En mi propio despacho del Consell. Me dijo dónde, por si yo ignoraba mi domicilio. No hay que ser un lince para entender una advertencia», relata el exconseller, que revela que la policía impidió que durante un pleno «una turba» asaltara su oficina y le agrediera. Las redes fueron la pólvora perfecta para esta violenta campaña de odio, atizada también por un medio de comunicación y por Podemos Ibiza. Vericad nos advierte de que «el mundo está lleno de exaltados a los que un tuit, una canción, un artículo incendiario» les pueden llevar a linchar a «cualquiera que pase por ahí y no comulgue con sus ideas». Peligrosos intransigentes que se crecen con el anonimato y el rebaño.

Compartir el artículo

stats