Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estreno en Disney+

'The Acolyte': la nueva serie del universo 'Star Wars', explicada por su creadora

Hablamos con Leslye Headland ('Muñeca rusa') sobre un 'thriller' marcadamente emocional con influencias del cine de artes marciales de los Shaw Brothers

Una imagen del primer gran duelo de 'Star Wars: The Acolyte'

Puede sorprender encontrar a Leslye Headland como creadora y, en ocasiones, directora de 'The Acolyte', nueva serie del universo 'Star Wars'. Se suponía que lo suyo eran las comedias independientes con extra de franqueza: 'Despedida de solteras', 'Nunca entre amigos' o, ya en formato serie, 'Muñeca rusa', aquella especie de 'Atrapado en el tiempo' con Natasha Lyonne muriendo una y otra vez en su 36º cumpleaños. 

Pero no: lo suyo también han sido, desde adolescente, los jedis, los sables de luz y todo lo relacionado con la galaxia lucasiana. En su mano derecha lleva tatuado un boceto de Ralph McQuarrie de la Princesa Leia Organa de Aldereen. "Siempre fue mi sueño jugar en este terreno", explica Headland a El Periódico de Cataluña, del mismo grupo editorial, por videollamada. "Pero hasta que Disney compró Lucasfilm, no parecía posible meterse ahí: solo George hacía 'Star Wars'. Era algo que parecía imposible y en lo que no podía enfocar mi carrera". Con la llegada de las secuelas y, después, las series de Disney+, empezó a asomar una sombra de posibilidad. "El éxito de 'Muñeca rusa' me permitió tener una reunión con Lucasfilm", dice Headland. "Les pregunté si estarían interesados en historias originales no necesariamente ligadas a la saga Skywalker. Mi idea era contar algo que sucediera incluso antes de las precuelas, antes de todo el trabajo de Lucas; no habría necesidad de interferir en su legado". 

Un siglo antes del Imperio

La acción de 'The Acolyte' se desarrolla en un periodo, el de la Alta República, abordado en una serie de novelas, pero nunca antes en la pantalla. Queda un siglo para el alzamiento del Imperio y la Orden Jedi y la República Galáctica se han acostumbrado a la tranquilidad. Pero una serie de crímenes desestabiliza el ambiente y lleva a un maestro jedi, Sol (Lee Jung-jae, el ganador del Emmy por su papel de concursante 456 en 'El juego del calamar'), al enfrentamiento con su antigua padawan Osha Aniseya (Amandla Stenberg), que no llegó ajustarse a los ideales zen de la orden por la rabia acumulada por la muerte de su familia en un incendio.

Al menos en su arranque, 'The Acolyte' acumula elementos tradicionales de 'Star Wars'. Su primera secuencia se desarrolla en un ambiente reminiscente de la cantina de Mos Eisley; entra en juego, muy pronto, una pequeña máquina adorable. Pero Headland asegura haber tenido total libertad en el desarrollo de la serie: "El periodo temporal me daba esa libertad. Quizá habrían interferido más si se hubiera desarrollado en una línea temporal en la que fuera esencial ser respetuoso. Kathleen Kennedy [presidenta de Lucasfilm] me dijo: 'Ve y haz una historia de Leslye Headland. Haz algo que sea personal para ti'".

Eso se tradujo en, por ejemplo, una historia familiar (que aquí no revelaremos) cercana a la creadora e innovadora en el marco de la saga, así como en un prometedor énfasis en el 'thriller' y las artes marciales. Headland ha bebido de películas como 'Un toque de zen' o, sobre todo, el clásico de Shaw Brothers 'Come drink with me', esta última inspiración directa para toda una línea argumental. "Además, rindo homenaje a cine wuxia [o de artes marciales y caballería] más moderno como 'Tigre y dragón' o un clásico del 'anime' como 'Cowboy Bebop', de la que también tengo tatuajes". 

Dafne Keen como padawan

Corresponde a la hispano-británica Dafne Keen, revelación de 'Logan', el privilegio de ejercer como padawan de Lee Jung-jae, o mejor dicho, de Sol. Aunque esté acostumbrada a participar en proyectos ambiciosos (incluyendo la progresivamente más compleja 'La materia oscura'), Keen quedó sorprendida por la magnitud de los atrezos del proyecto: "Todos los sets eran de verdad", nos explica. "Se construyó todo un bosque en un hangar de rodaje. También había toda una ciudad con gente cocinando en la calle y música y de todo. ¡Las naves eran impresionantes!". 

Keen descubrió 'Star Wars' con ocho años, cuando su padre y ella alquilaron la primera película en un videoclub. Ha ido viendo todo con afán completista, también series recientes como 'The Mandalorian' o 'Andor'. E incluso con todos estos estudios previos, el sable de luz se le resistió un poco: "Fueron cuatro horas diarias de entrenamiento durante dos meses. Me costó, pero una vez lo pillé, me divertí muchísimo", señala con mirada de fan. La misma mirada que Dafne ha detectado en Leslye: "Ha traído a la saga un punto de vista nuevo, pero desde los ojos de una verdadera fan". 

Compartir el artículo

stats