Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Álvaro Morte: "Hay que ser muy estúpido para mirar por encima del hombro a los seriales de la tarde"

El Profesor de 'La casa de papel' encabeza el reparto de 'Objetos', una coproducción hispanoargentina en la que encarna a un antihéroe a lo Travis Bickle enfrentado a la maldad del mundo

Álvaro Morte. Elisenda Pons

Convertido en celebridad mundial gracias al Profesor de 'La casa de papel', Álvaro Morte, de 47 años, estrena el viernes 'Objetos', un tenso ‘thriller’ dirigido por Jorge Dorado en el que un oscuro funcionario con graves problemas de adaptación social se ve envuelto en una sórdida trama de explotación sexual y tráfico de bebés.

Mario, el personaje que interpreta en 'Objetos', es un tipo que trabaja en un almacén de objetos perdidos. Eso es interesante, porque se diría que el principal objeto perdido de la película es él mismo, ¿no?

Así es, y eso era lo que más me gustaba de la película. Mario, que es un tipo que está como apartado de la sociedad y vive muy metido en sí mismo, tiene mejor relación con los objetos que con las personas, y por eso se empeña en repararlos, aunque lo primero que debería reparar es a sí mismo. Por otra parte, ese hombre que humaniza los objetos se enfrenta él solo a toda una trama de gente que se dedica a cosificar a las personas, y ese contraste me parecía un buen punto de partida para contar la historia.

El lugar en el que se desencadena la acción es un hotel que se llama Bickle, como el personaje de Robert de Niro en ‘Taxi Driver’. ¿Es Mario, con su inadaptación y su afán justiciero, una versión un poco menos enajenada de Travis Bickle?

Lo del nombre del hotel es un homenaje que quisimos hacer a la película de Scorsese con todo el cariño y toda la admiración. Desde luego, Mario no está tan trastornado como Travis, aunque también tiene sus trabas. Pero ambos son antihéroes obsesivos que necesitan una solución en sus vidas y que en lugar de salvarse a sí mismos intentan arreglar el mundo a los demás.

En el contexto actual de crisis de la asistencia del público a las salas de cine, en el que solo parecen funcionar películas que hacen una apuesta desinhibida por la evasión y el entretenimiento, ¿no es una temeridad estrenar una cinta que pone el foco sobre asuntos tan serios y hasta incómodos?

Pues igual tienes razón, pero yo no concibo hacer esto si no asumimos riesgos. Hacer entretenimiento por el mero entretenimiento está muy bien muchas veces, pero si tenemos la oportunidad de además mandar un mensaje y decir “señores, esto está mal y quizá no tendríamos que apartar tanto la mirada”, pues creo que debemos hacerlo. No podemos dar la espalda a muchas cosas que están pasando.

¿Deben los artistas que han alcanzado cierta proyección gracias a su trabajo utilizar esa plataforma para exponer sus opiniones sobre cuestiones de actualidad?

A ver, mi opinión no es más importante que la cualquier otra persona, ni muchísimo menos. Pero sí es verdad que mi opinión puede llegar a más gente. Dentro de eso, más allá de dar o no nuestra opinión y condenar las cosas que nos parezcan condenables, a lo mejor lo que deberíamos hacer es alentar a la gente a formarse su propia opinión sin que nadie le diga lo que debe pensar.

"Estoy completamente en contra de la prostitución. Creo que la gran mayoría es forzada y eso me parece gravísimo"

decoration

Aparecer en un concierto de Ismael Serrano para cantar ‘Bella ciao’ es también una manera de marcar perfil político en público, ¿no?

[Ríe] Sí, claro. Te puedes posicionar de muchas formas. Hay posicionamientos más sutiles y otros más escandalosos o más burdos. Pero, vaya, todos sabemos un poco de qué pie cojeamos cada uno.

Uno de los temas centrales de ‘Objetos’ es la prostitución vinculada a las redes de tratas de mujeres. ¿Es usted partidario de abolir la prostitución?

Estoy completamente en contra de la prostitución. Por supuesto, entiendo que haya gente que defienda su derecho a hacer con su vida lo que quiera, pero creo que la gran mayoría de la prostitución es forzada, y eso me parece un problema gravísimo que hay que afrontar de alguna manera.

'Objetos' es solo su tercera película de cine. Parecen pocas para más de 20 años de carrera de actor. ¿A qué se debe?

De entrada, acceder al cine para un actor que no es conocido es muy complicado. Sí es verdad que después, cuando mi carrera despega con ‘La casa de papel’, he estado trabajando sobre todo en proyectos de televisión que me han interesado mucho. También hay que decir que la diferencia entre la tele y el cine, en términos de factura, de producción e incluso de prestigio, no es hoy ni mucho menos la que existía hace unos años.

Hablando de prestigio, a usted, que se ha curtido como actor en producciones como 'Amar es para siempre' y 'El secreto de Puente Viejo', ¿le duele que se siga menospreciando el valor de los seriales diarios?

Más que dolerme, me parece una estupidez. En este país tenemos unas series de la tarde impresionantes. El trabajo que hacen los compañeros es brutal. Yo aprendí una barbaridad con ellos. Son series que tienen una audiencia maravillosa y absolutamente fiel, y con el poco tiempo del que disponen y el volumen que tienen que hacer, hacen cosas increíbles. Hay que ser muy estúpido para creerse más que ellos o mirarles por encima del hombro o con la más mínima prepotencia. Yo estoy absolutamente orgulloso de haber pasado por ahí

"Yo estaba igualmente feliz antes del éxito, y si no hubiera llegado, no habría pasado nada"

decoration

Que el éxito -y además un éxito tan disparatado como el de ‘La casa de papel’- le llegara con 40 años y no antes, ¿ha sido una bendición?

El éxito ha llegado cuando ha tenido que llegar. No sé cómo lo hubiera gestionado con 20 años, la verdad. Yo me he tenido siempre por una persona sensata, pero…. Mira, yo estaba igualmente feliz antes del éxito, y si no hubiera llegado, pues tampoco habría pasado nada. El éxito ha supuesto un cambio laboral, pero no vital. Y a lo mejor eso sí es algo que llegas a aprender con cierta edad.

Después de pasar cinco años conviviendo con el Profesor, ¿se sintió liberado cuando terminó la serie?

Liberado tiene una connotación negativa que no se corresponde con lo que yo he sentido. Yo, con ‘La casa de papel’, lo he pasado increíblemente bien, he disfrutado muchísimo. Y terminar no fue una liberación, fue una satisfacción. No por dejarlo atrás, sino por haber quedado muy contento y orgulloso con el trabajo. A partir de ahí, he podido trabajar en otras producciones y he tenido la suerte de que la gente ha seguido valorando mi trabajo. Es verdad que a lo mejor hace años podías correr el riesgo de encasillarte en un papel que fuera muy determinante, y el Profesor ha sido muy determinante en mi carrera, pero hoy por hoy el público es muy inteligente y quiere verte también en otras cosas, a ver qué eres capaz de hacer. De manera que ha sido un proceso muy bonito, muy amable, nada traumático.

¿De dónde ha salido ese bulo que dice que su primer trabajo fue como profesor de primaria?

¡No tengo ni idea! Alguien lo puso en Wikipedia y ahora estará riéndose a carcajadas en su guarida acariciando un gato. Pero que quede claro: nunca he sido profesor de primaria. Que para eso necesitas un título y yo no tengo nada de eso. Jamás me atrevería. ¿Quién soy yo para educar a niños pequeños? Hay que fiarse muy poco de la Wikipedia.

La Wikipedia dice que su nombre real es Álvaro García Pérez. Eso sí es verdad, ¿no?

Sí, sí, eso sí.

¿Cómo surgió entonces lo de Morte?

La historia es que cuando empecé ya había un Álvaro García que estaba intentando ser actor, y como él estaba antes, tenía que buscar alguna otra cosa. Lo primero fue ponerme Álvaro Antonio García, porque Antonio es mi segundo nombre, pero me parecía que quedaba muy ‘culebronero’ y quería cambiarlo. Y un día estaba tomando unas copas con un grupo de gente y una amiga, María, comentó que se apellidaba Morte. A mí primero me llamó mucho la atención y luego me sonó muy bien, así que decidí adoptarlo como nombre artístico. Y estoy encantado con él.

Compartir el artículo

stats