Julia Janeiro disfruta de Ibiza tal y como queda reflejado en sus redes sociales. La joven, que desde que cumplió la mayoría de edad parece tener como objetivo convertirse en una influencer, va camino de conseguirlo, ya que en su perfil de Instagram cuenta ya con 213.000 seguidores.

Por ello, todos sus posados, que centran su perfil, son objeto de muchísimos comentarios, con una gran presencia de los llamados haters (su traducción sería 'odiadores').

Julia Janeiro, la hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario, ha sido un foco de atención mediática desde que alcanzó la mayoría de edad. Su transformación física (incluyendo varios 'retoques') y personal, así como su trayectoria laboral, han sido espectaculares.

En las imágenes que publica en Instagram, se puede apreciar su cuidado por el estilo y los looks que elige. Además, Julia Janeiro muestra un gran interés en la cosmética, la moda...

Juls, como la llaman sus allegados, ha subido varias fotografías a su perfil en la que se la puede ver disfrutando del día y de la noche de Ibiza. Tanto en mar como en tierra firme.

Críticas y más críticas

No es raro que los personajes populares de las redes sociales reciban críticas cada vez que asuman la cabeza por sus perfiles públicos. Este caso no es distinto, aunque sí es cierto que sus seguidores se ensañan con ella.

"Pareces un travesti, qué poco elegante", "Muy artificial", "En Ibiza sobras", "Se le ha ido la pinza con el Photoshop", "En Baleares sobras"... son algunos de los mensajes que se pueden leer en el perfil de Julia Janeiro sobre su descanso en Ibiza.