Absoluto protagonista de la actualidad rosa tras reconocer al hijo de Gabriela Guillén en un comunicado lanzado junto a la paraguaya a pocos días de someterse a la prueba de paternidad, Bertín Osborne ha reaparecido públicamente en la localidad madrileña de San Agustín de Guadalix para ofrecer un concierto que finalmente tuvo que ser suspendido por problemas técnicos.

Amable, sonriente, y recordándonos su mejor versión -que había 'olvidado' en los últimos meses a raíz de sus polémicas con la esteticien, con la que finalmente ha enterrado el hacha de guerra y ha llegado a un acuerdo amistoso- el cantante atendió a los numerosos medios de comunicación y reconoció lo feliz que está por haber solucionado este asunto y haber asumido la paternidad del bebé de Gabriela, con el que ha dejado entrever que quiere ejercer de padre a pesar de que todavía no le conoce.

Una esperada reaparición

Una esperadísima reaparición en la que Bertín ha contado con el apoyo de numerosos amigos, entre los que se encontraba Pepe Navarro, que sin dar un paso atrás a pesar de que la Justicia le adjudicó la paternidad del hijo de Yvonne Reyes, Alejandro, sigue negando que él sea el padre.

En un principio se comentó que podría haber cierto paralelismo entre las paternidades de ambos, pero el recordado presentador de 'Esta noche cruzamos el Mississippi' ha dejado claro que su caso y el de Bertín no tienen nada que ver por un motivo muy sencillo. Y es que mientras que el cantante ha reconocido que el bebé de Gabriela es hijo suyo, Pepe tiene claro que es el progenitor del hijo de la venezolana.

"Bertín es un tipo con un corazón enorme y un profesional inconmensurable. Le quiero mucho. Él es capaz de hacer esas cosas porque tiene corazón, porque sabe lo que es la amistad y sabe muchas cosas, son cosas que no tienen que ver con el mundo del ser artista, tiene que ver con el mundo del corazón" ha reconocido cuando le hemos preguntado por el paso al frente del cantante de rancheras al asumir su paternidad.

"Por algo será"

"No puedo entrar en esas historias, no conozco el comunicado, pero si ha reconocido al niño por algo será. Bertín es un hombre responsable, adulto, con un coco bien amueblado y un tipo inteligente, son decisiones personales. La vida personal es de cada uno y cada uno decide lo que tiene que hacer" ha asegurado, dejando claro que no le remuerde en absoluto la conciencia porque "Alejandro no es hijo mío".

Casualidades de la vida, Gabriela ha hecho muy buenas migas con Yvonne y, tras coincidir en una peluquería, se han dejado ver juntas en varias ocasiones presumiendo de una incipiente amistad sobre la que Pepe ha preferido no decir nada, aunque no ha dudado en lanzar un demoledor dardo a su ex: "No es hijo mío. Esta niña Ivonne va a ir al infierno, ella es muy creyente y es pecado mortal, se va a condenar".