Pasapalabra es uno de los concursos más vistos en televisión pero no todo el mundo sabe lo que ocurre detrás de las cámaras. Además, es un programa que ha hecho historia en muchas ocasiones, sobre todo por las entregas de sus millonarios botes.

“Lo de ayer ya está olvidado, quiero hacer borrón y cuenta nueva. Ahora toca concentrarse y volver a luchar”. Así de contundente se ha mostrado Moisés antes de hacer frente a la silla azul de Pasapalabra.

En el duelo anterior, justo cuando parecía que iba a haber un empate, el riojano ha cometido un fallo que le ha empezado a poner nervioso. “Ahora sí que estoy muerto”, ha advertido, teniendo que acertar una más si quería librarse de la derrota. A Moisés no le ha quedado otra que jugársela, cometiendo dos errores más que le han dado la victoria a Óscar. “No tengo nivel para esto”, ha dicho, decepcionado. Las palabras del riojano han hecho reaccionar a la audiencia, que ha querido mostrarle su apoyo a través de las redes sociales. "No te declares vencido pasa la página Moisés y vuelve al juego seguro". "Ánimo Moisés!". "Como no va a tener nivel,lleva más programas ganados que Óscar desde que están concursando juntos". "Moisés, ¿cuántas veces te has quedado a 1 de completar el rosco? y tantas otras con 23 aciertos, cosa que Óscar son las menos (y con roscos más complicados, los tuyos). Ánimo, q el bote tiene q ser tuyo!!", le han indicado varios espectadores.

Aunque también es cierto que algunos usuarios hablaban de teorías conspiranoicas, algo que no es la primera vez que ocurre en el programa que presenta Roberto Leal. "A Moisés le están haciendo lo mismo que le hicieron a Orestes... Le ponen los roscos más difíciles porque les cae más simpático el otro. A este otro se lo pondrán facilón el día que quieran para que se lo lleve, como hicieron con Rafa."

Entrega del bote

Lo que también ha llamado la atención es que Pasapalabra está calentando motores para entregar el bote. Al menos, así está dejando constancia en sus redes sociales con mensajes como los que se lanzaron días antes de Rafa hiciera historia ante Orestes al ganar 2,2 millones de botes.

"Los concursantes de Pasapalabra se enfrentan cada día a un bote que aumenta cada día. Con casi dos millones de euros en juego, Moisés y Óscar deben plantearse si prefieren pisar sobre seguro o arriesgarse para ganar. Ambos han hecho historia en el programa y parecen estar cada vez más cerca de su objetivo.  ¿Habrá llegado el momento?", escribían desde el programa de Antena 3.

El último duelo

El anterior programa se despidió con un Moisés más decepcionado que de costumbre. Tras jugársela en sus últimas respuestas, el riojano perdió el rumbo y acabó acumulando varias letras en rojo. Óscar parece haber entrado en una racha de impunidad y, siguiendo en su misma línea, hoy ha partido con ventaja en tiempo. Con varios segundos más que Moisés, el madrileño no ha tardado en completar la primera vuelta con 19 aciertos y se ha terminado plantando a dos del bote. Moisés se ha visto acorralado, ya que cuando su rival ya estaba fuera de juego, a él le quedaban 7 palabras para los 1.786.000 euros. Aunque en el último turno ha conseguido resolver algunas, era difícil ponerse a la altura del madrileño.

Cuando parecía que podría lograrlo, el primer error lo ha cambiado todo. A tres del bote, el riojano ha fallado la letra G, lo que le obligaba a acertar el resto. Con pocos segundos de margen, Moisés ha sido incapaz de sacarlo, yendo directo a la Silla Azul en el próximo programa.