Querido lector: La primera parte de la tercera temporada de Los Bridgerton, la popular serie de Netflix, ha tenido un comienzo increíble (y apasionante) al profundizar en el romance de Colin y Penélope. Si has terminado los primeros cuatro episodios, sigue leyendo (OJO, SPOILER) para conocer algunas de las nuevas tramas que se verán en la segunda parte, que se emitirá el próximo 13 de junio.

La tercera temporada comienza con Penélope (Nicola Coughlan), desconsolada, que acaba de regresar del campo después de escuchar a Colin Bridgerton (Luke Newton) decirle a sus amigos la temporada pasada que nunca la cortejaría. Para empeorar las cosas, no habla con su mejor amiga Eloise Bridgerton (Claudia Jessie), quien descubrió la identidad secreta de Penélope como Lady Whistledown la temporada pasada.

Mientras Eloise entabla una nueva e inesperada amistad con la esnob Cressida Cowper (Jessica Madsen), Penélope decide que está lista para encontrar un marido. Esto es en parte para independizarse de su dominante madre, dos hermanas idiotas y sus amorosos maridos, quienes están preocupados por concebir un heredero varón que herede la propiedad de Featherington.

Las sorpresas de la segunda parte de los Bridgerton

Lady Arnold (Tilley) va a tener un gran protagonismo, sobre todo en dos de los capítulos de la segunda parte. Tilley, viuda, acude a la presentación de un globo aerostático, donde conoce a  Benedict Bridgerton, donde empiezan a tontear. Ambos se vuelven a encontrar en un baile de sociedad y ya saltan las chispas entre ellos. No pasa mucho hasta que los dos acaben en la cama, lo que podría suponer que por fin el segundo de los hermanos Bridgerton siente la cabeza.

Otra trama que se abre en el mundo Bridgerton es la que protagonizará la matriarca, Violet, viuda de Edmund tras morir por una picadura de abeja.

Tras haber superado el duelo de su difunto marido, Violet está dispuesta a volver a enamorarse. ¿Quién será el afortunado y cómo se lo tomarán sus hijos?