Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

40 años de 'La cosa', de John Carpenter: el terror no tiene forma

El 25 de junio de 1982, hace 40 años, no solo se estrenó 'Blade runner' en EEUU, sino también ‘La cosa’, primera gran producción de Carpenter y nueva versión de un clásico del género fantástico de los 50, ‘El enigma de otro mundo’

Kurt Russell, en un fotograma de ’La cosa’, de John Carpenter.

Los aficionados estadounidenses al cine de ciencia ficción y fantástico más creativo estuvieron de suerte el 25 de junio de 1982. No solo se estrenó la esperada ‘Blade runner’, sino que también llegó a las salas norteamericanas ‘La cosa’, película de John Carpenter que cuatro meses después sería presentada en el festival de Sitges.

El director ya era considerado uno de los grandes renovadores del cine fantástico y de terror. ‘Asalto a la comisaría del distrito 13’ se había convertido en una pequeña pieza de culto, ‘La niebla’ y ‘1997: Rescate en Nueva York’ eran dos de los títulos fundacionales del nuevo fantástico y, sobre todo, ‘La noche de Halloween’ había propuesto una inversión radical del punto de vista en el género, así como la reactivación de la variante del ‘slasher’.

15 millones de euros

Todos estos títulos de Carpenter, a los que deberíamos añadir su baratísimo debut, ‘Dark star’, el ‘biopic’ televisivo sobre Elvis Presley y un estimulante telefilme de raíz hitchcockiana, ‘Alguien me está espiando’, eran producciones de serie B. Cuando realizó ‘La cosa’ en 1982, contó con una envergadura de producción que hasta entonces ni había soñado: 15 millones de euros de presupuesto frente a los irrisorios 307.000 euros que había costado ‘La noche de Halloween’, o los menos de seis millones invertidos en ‘1997: Rescate en Nueva York’.

Además, el director podía materializar de forma directa su devoción por uno de los clásicos de Hollywood que más ha apreciado siempre, Howard Hawks. Para Carpenter, ‘Río Bravo’, el wéstern más emblemático de Hawks, es una de las mejores películas de la historia del cine, opinión que también comparte Quentin Taratino. Carpenter siempre quiso rodar un remake de ‘Río Bravo’, pero como no tenía dinero para hacer un filme del Oeste, recreó la situación de base de aquel wéstern con John Wayne y Dean Martin –un reducido espacio asediado por unos villanos– en clave de policiaco urbano en ‘Asalto a la comisaría del distrito 13’.

La amenaza exterior

Con ‘La cosa’ pudo realizar una adaptación directa de ‘El enigma de otro mundo’ (1951), una película de ciencia ficción con criatura amenazadora procedente del espacio exterior concebida en plena guerra fría, así que admitía lecturas pro y anticomunistas por igual, como ‘La invasión de los ladrones de cuerpos’.

El filme fue producido y supervisado por Hawks, quien confió la realización en su montador habitual, Christian Nyby. Muchos aspectos de la trama argumental –la profesionalidad, el trabajo en equipo, el espacio sitiado– eran de signo ‘hawksiano’.

Carpenter hizo su versión acentuando algunos aspectos de la amenaza e introduciendo elementos propios de su tiempo, como los virus y las infecciones. En una de las escenas más recordadas de ‘La cosa’, el grupo de científicos de una estación situada en la Antártida se somete a una prueba de sangre para saber si alguno de ellos tiene a ‘la cosa’ en su interior: el terror a las infecciones, pero también el miedo a no saber si quien tienes al lado es realmente quien dice ser, uno de los grandes temas del fantástico.

Tanto la producción de Hawks como la película de Carpenter se basan en ‘¿Quién anda ahí?’, novela corta de Don A. Stuart (seudónimo de John W. Campbell Jr.) publicada en el número de agosto de 1938 de la revista ‘Analog science fiction and fact’. En la historia, los investigadores de la base descubren una gran nave espacial con un alienígena enterrados en el hielo. En su intento de sacar la nave, acaban destruyéndola, pero no así a la criatura, que se convierte en una amenaza multiforme capaz de habitar cuerpos de humanos o de perros.

De Elvis a la Antártida

Tras interpretar al rey del rock en ‘Elvis’ y al aventurero tuerto y cínico Snake Plissken de ‘1997: Rescate en Nueva York’, Kurt Russell volvió ponerse a las órdenes del cineasta para dar vida al líder del equipo. Repetirían en ‘Golpe en la pequeña China’ y ‘2013: Rescate en L. A.’. Dean Cundey, el director de fotografía habitual de Carpenter, supo pasar de la blancura extenuantes de los parajes nevados a la sugerencia de lo que se metamorfosea y no se ve. La banda sonora la escribió Ennio Morricone, pero la verdad es que el compositor italiano presentó una partitura muy simular a la del ya reconocido estilo musical del propio Carpenter.

En 2011 fue el neerlandés Matthijs van Heijningen Jr. quien hizo otro acercamiento al tema con ‘La cosa’, que es tanto un 'remake' como una precuela de la cinta de Carpenter. Y existe también una secuela en formato de video juego, ‘The thing’, lanzado en 2002.

Compartir el artículo

stats