Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La bofetada machista de Will Smith: ¿Puede el actor perder el Oscar?

Chris Rock con su broma y Will Smith con el mamporro de respuesta hicieron una exhibición de masculinidades tóxicas en la gala de los premios de Hollywood

El bofetón de Will Smith a Chris Rock protagoniza los Oscar 2022

El bofetón de Will Smith a Chris Rock protagoniza los Oscar 2022

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Ibiza o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El bofetón de Will Smith a Chris Rock protagoniza los Oscar 2022 Rafael Tapounet

Resulta una coincidencia bastante perversa que la noche en la que la Academia de Hollywood decidió dar la espalda a ‘El poder del perro’, una película que denuncia abiertamente lo tóxicos que pueden llegar a ser determinados estándares de masculinidad (el filme de Jane Campion convirtió en estatuilla solo una de sus 12 nominaciones), la ceremonia de entrega de los Oscar brindara una exhibición de masculinidades tóxicas tan cruda como el mamporro que Will Smith propinó a Chris Rock después de que este hiciera un desagradable comentario sobre la alopecia que padece su esposa, Jada Pinkett-Smith.

Ridiculizar el aspecto de una mujer no parece la mejor idea para avanzar en ese camino hacia la igualdad que Hollywood ha venido publicitando desde que el estallido de la campaña #Metoo puso algo de luz sobre las escandalosas prácticas de acoso sexual que la industria del cine ha venido tolerando y amparando. Y que el marido de la mujer agraviada considere que es su deber reparar la afrenta con una agresión física y una amenaza -"mantén el nombre de mi esposa lejos de tu puta boca"- ya debería hacer saltar todas las alarmas.

Incredulidad

Eso es exactamente lo que ocurrió sobre el escenario del Dolby Theatre. Chris Rock sucumbió a la tentación de hacer un chiste a costa de la alopecia areata de Jada Pinkett-Smith y le dijo que estaba deseando verla en la segunda parte de ‘La teniente O’Neil’ (en alusión a la película de Ridley Scott en la que Demi Moore se rapaba la cabeza para entrar en una unidad de élite de los marines). Will Smith se levantó de su asiento con cara de tener muy pocos amigos y, ante la incredulidad del público, que creía estar viendo un gag previamente pactado, le soltó una contundente bofetada al cómico.

La escena resultó altamente desagradable, pero el discurso que se marcó Will Smith un rato después, tras recibir el Oscar al mejor actor principal, hizo muy poco por bajar el nivel de alarma. Smith, que ganó el premio por su interpretación de Richard, el padre de las campeonas de tenis Serena y Venus Williams, en ‘El método Williamns’, vino a comparar su comportamiento con el de su personaje, un hombre obsesivo y controlador que sometía a sus hijas a intensísimas sesiones de entrenamiento desde los cuatro años, y soltó la perla definitiva al afirmar que "por amor, se cometen locuras", una máxima que cualquier maltratador suscribiría.

Un tibio comunicado

La Academia de Hollywood tardó horas en reaccionar. Y lo hizo con un tibio comunicado en el que afirmaba que la institución "no ampara la violencia en ninguna de sus formas" al tiempo que señalaba que los ganadores de la noche "merecían el reconocimiento" y blablablá. Para entonces, claro, las redes sociales ya se habían llenado de comentarios y reacciones que contrastaban con el silencio que los protagonistas de la gala guardaron respecto al incidente.

En el gremio de los actores, uno de los primeros en expresar su repulsa fue Mark Hamill, que describió la escena como “el momento más feo en la historia de los Oscar”. Mia Farrow salió en defensa de Chris Rock asegurando que “solo era un chiste” y, además, “bastante inofensivo” para los estándares del cómico. El director Judd Apatow fue más lejos y, en un tuit que él mismo borró más tarde, aseguró que Smith “podía haber matado” a Rock. “Eso es pura rabia y violencia incontrolada”, añadió. La cómica Kathy Griffin deploró la práctica de “subir a un escenario para agredir a un comediante” y se preguntó “quién querrá ahora ser el próximo Will Smith en los teatros y clubes de comedia”.

La policía, al corriente

Pero más allá de las declaraciones, habrá qué ver si la acción de Smith tiene consecuencias. Por el momento, el Departamento de Policía de Los Ángeles ha asegurado que asegurado que está al corriente de lo sucedido y que si “el individuo agredido” (Chris Rock) desea denunciar los hechos, se abrirá “una completa investigación policial”.

¿Y la Academia? ¿Puede desposeer a Will Smith de su Oscar e incluso de su condición de miembro? De acuerdo son sus estatutos, sí podría hacerlo. “No hay lugar en la Academia para ninguna persona que abuse de su estatus, poder e influencia de una forma que viole los estándares reconocidos de decencia”, afirmó recientemente la directora general de la institución, Dawn Hudson, en una entrevista a la revista ‘Variety’. En los próximos días veremos si ese criterio es aplicable a la conducta del último ganador del Oscar al mejor actor. Y si los miembros de la Academia ejercen algún tipo de presión en ese sentido o prefieren cerrar filas en torno al actor.

Compartir el artículo

stats