Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«El festival Sueños de Libertad de Ibiza tiene este año un cartel enfocado al disfrute»

El organizador asegura que el festival cambiará de formato el año próximo. Los conciertos gratuitos abren el encuentro el próximo martes en Vila

El escenario del puerto en una edición anterior de Sueños de Libertad. | MUCHIGRAPHY

Bailar, abrazar, disfrutar... Palabras que se repiten en el discurso de Adrián Rodríguez, alma máter del festival Sueños de Libertad de Ibiza, cuando se refiere al cartel de este año del encuentro, que se celebrará entre el 28 de junio y el 2 de julio en Vila. «Hemos hecho un cartel enfocado al disfrute, para que la gente pueda bailar y divertirse a tope, algo que ha estado difícil en los dos últimos años», dice Rodríguez.

Para ello destaca a Bomba Estéreo, que encabezan el cartel: «Son un grupo de nombre mundial, que mezclan los ritmos tradicionales latinos con la electrónica, y los tendremos por primera vez en Ibiza, creo que es una oportunidad que el público no se puede perder», dice el organizador. Esa jornada del sábado 2, el día grande de SDL, estarán además el cubano Eliades Ochoa, de Buena Vista Social Club, «un lujo tenerle aquí y junto al mar, en el precioso escenario del puerto», dice Rodríguez; los veteranos raperos sevillanos SFDK, «unos clásicos para lo amantes del rap español», y los dj Quantic y Nickodemus, expertos en poner a bailar con músicas del mundo escenarios y salas de todo el planeta. en una jornada en la que demás habrá food trucks en el recinto. «Este día en el puerto servirá para volver a conectar a la gente», dice Rodríguez.

Rodríguez también destaca las dos jornadas iniciales, el martes y el miércoles a partir de las 19 horas en la plaza del Parque de Vila, con conciertos gratuitos de bandas emergentes, entre ellas los ibicencos Billy Flamingos, «que servirán para calentar motores y dar vida a la ciudad».

Una imagen promocional de Bomba Estéreo. | TONI ESCOBAR

El festival se completa con la presentación oficial, prevista para el jueves 30 de junio a partir de las 20.30 horas en el Baluarte de Sant Pere de Dalt Vila, con una conferencia y un concierto de Queralt Lahoz, estrella emergente del panorama nacional con su mezcla de flamenco, copla y hip hop combativo.

Rodríguez reconoce de todas formas que este es un año de transición y que el formato cambiará de cara a próximas ediciones. «Este es el último con este formato -cuenta-, porque lo organizamos solo entre dos personas y es un trabajo brutal. El Ayuntamiento y el Consell nos apoyan, pero necesitamos del apoyo privado porque si no es casi imposible. Tras la pandemia todo se ha endurecido, la burocracia, los transportes, los precios... y dependemos del público y las entradas».

Dos caminos

Rodríguez señala que puestas así las cosas hay dos caminos, o contar con un buen apoyo y hacer un festival grande de dos jornadas en un gran escenario, como ya ocurrió en ediciones pasadas, o volver a la idea inicial de hacer un festival más íntimo, con grandes nombres en acústico y en una sala. «La pandemia ha sido un golpe duro para todo el mundo del espectáculo y ahora estamos remontando, pero hacer algo así en una isla sigue siendo difícil. Este año todo se ha complicado, pero decidimos seguir adelante porque había que hacerlo como fuera. Y el año que viene SDL volverá, pero seguro con un cambio de formato», concluye Adrián Rodríguez.

Compartir el artículo

stats