Tras el fiasco en las europeas

Los Comuns asumen que Sumar se tiene que "reformular" pero recetan calma

Los resultados de los comicios europeos exigen cambios en la izquierda para afrontar las próximas citas electorales

Yolanda Díaz, con Ada Colau y Jaume Asens en el mitin final de la campaña de las catalanas.

Yolanda Díaz, con Ada Colau y Jaume Asens en el mitin final de la campaña de las catalanas. / ACN

Sara González

Los Comuns admiten estar en estos momentos desnortados, y no es para menos: su gran apuesta por Sumar bajo el liderazgo de Yolanda Díaz ha pinchado electoralmente; en Cataluña se han visto superados por los votos de Podemos en las europeas y se han quedado, pese a su insistencia, fuera del pacto de gobierno entre el PSC y ERC en el Ayuntamiento de Barcelona. El consejo nacional del partido se reúne este sábado para hacer catarsis, pero la receta que se impone, de partida, pasa por tomárselo con "calma" a la interna. Sobre todo porque las curvas externas continúan: vienen ahora días de negociaciones para ver si es posible la investidura de Salvador Illa.

"Sumar debe reformularse, hay que rehacer la unidad, aunque no sabemos bien en estos momentos sobre qué bases", explican fuentes de los Comuns. Y es que el horno no está para bollos en estos momentos para hablar de recoser, ya que algunos actores del espacio, como Izquierda Unida y Compromís, ya han manifestado dudas sobre que la herramienta acuñada por Díaz como paraguas de hasta 15 partidos sea ya válida. No es el caso del partido de Ada Colau, que ha sido su principal puntal y que ha nutrido el entorno de dirigentes de confianza de la vicepresidenta del Gobierno, como por ejemplo el mismo ministro Ernest Urtasun. Sin embargo, los últimos meses no han estado exentos de discrepancias entre Díaz y la exalcaldesa, que han enfriado su relación y reducido las fotografías conjuntas en comparación a hace un año.

Los Comuns también cierran filas con su candidato a las europeas, Jaume Asens, que era el número dos de la lista estatal, por más que IU plantee que deje el escaño en Bruselas para que sea eurodiputado su dirigente Manu Pineda después de que en Cataluña se haya visto superado por Podemos, que arrancó 8.000 votos más. En el espacio catalán solo alguna voz de la corriente 'Federalistas de Izquierda', que recelan del perfil soberanista de Asens, se ha sumado a este carro.

Mantener el Gobierno para "rehacerse"

Los Comuns piden tener la cabeza fría, tiempo y no tomar decisiones de forma precipitada. "No tenemos por qué correr, necesitamos hacer una lectura sosegada, madurar los resultados, hablar los distintos partidos sin prisa", sostienen ante los que piden movimientos rápidos y drásticos. Incluso los que siempre están en la cocina de las decisiones de calado admiten que no tienen claro qué rumbo hay que tomar, por lo que abogan por hacer la digestión lentamente, por pesada que sea, antes de dar algún paso que sea en falso o caer en una telaraña de "recriminaciones que no llevan a ninguna parte".

La prioridad, aseguran, es mantener el Gobierno de coalición en la Moncloa. Si eso está apuntalado -y creen que lo está con Díaz, de quien valoran que se haya apartado del liderazgo de Sumar pero mantenga el cargo de vicepresidenta- calculan que tendrán por delante "tres años para rehacerse", una expresión que denota cómo a la interna se asume que se ha sufrido una derrota sin paliativos. Pero las pulsiones por el intercambio de reproches irresueltos desde la fundación de Sumar en Magariños ahí están.

Los puentes rotos con Podemos

Cuando los Comuns hablan de reunificar ven difícil en estos momentos contar con Podemos, especialmente porque Pablo Iglesias ya ha pregonado la defunción de Sumar. En Cataluña, además, los puentes con los morados están totalmente rotos y en estos momentos aún impera la estupefacción por el hecho de que el pasado 9 de junio les hicieran el 'sorpasso' en Cataluña, a pesar de que Asens ya pronosticó que se haría necesario tras los comicios afrontar la brecha con ellos.

Con esta desalentadora coyuntura, el clavo ardiendo al que se agarran los Comuns, más allá de la continuidad de Sumar en el Gobierno de coalición, es al de lograr la cuadratura del círculo para que Salvador Illa sea presidente con un acuerdo en el que también participe ERC. El escenario de la repetición electoral lo ven demoledor, más aún si esta vez Podem, alentado por los resultados en las europeas, sí que opta por presentarse a las catalanas.

Suscríbete para seguir leyendo