Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comunidad Valenciana

Ciudadanos cierra tras siete años la sede en València que simbolizaba la época dorada

El partido ya ha retirado el cartel del inmueble que llevaba muchos meses infrautilizado para irse a un bajo mucho más modesto

El partido ya ha retirado el cartel de la calle de Sant Vicent. FRANCISCO CALABUIG

Ciudadanos tiene previsto abandonar en pocos días su sede autonómica de la calle de Sant Vicent de València. El desenlace es inminente y el partido ya ha retirado la cartelería. El espacio de Ciudadanos en el piso de unos 500 metros cuadrados, a pocos metros de la plaza de San Agustín y la plaza de España de València, en el que se instaló hace ahora siete años baja la persiana y con ese gesto echa el cierre también el último emblema que quedaba de los tiempos gloriosos.

La formación centrista no obstante, no se va a quedar sin ubicación física ya que se traslada a otra, en este caso mucho más modesta, una planta baja cerca de la calle del Mar, concretamente en la calle Bretón de los Herreros, que por estética y dimensiones parece mucho más acorde a las expectativas electorales que el partido barrunta para las próximas elecciones autonómicas y municipales.

El traslado se concretará en unos días, de hecho estaba previsto para mediados de este mes aunque se retrasa ligeramente. El espacio estaba infrautilizado desde hace muchos meses, año y medio incluso, prácticamente desde que en marzo de 2021 el partido se embarcó en una moción de censura en la Asamblea de la Región Murcia que acabó en sonoro fracaso y supuso el golpe mortal ya que desde entonces se ha quedado sin representación en Madrid, Castilla y León y Andalucía. Por aquellos días se produjo también el portazo del que era su líder autonómico Toni Cantó que se marchó a Madrid a buscar fortuna en el gobierno de Isabel Díaz Ayuso donde logró el cargo de director de la Oficina del Español que también ha abandonado.

El céntrico inmueble simbolizaba la época de vino y rosas para un partido que alcanzó su cénit un 28 de abril de 2019 cuando logró convencer, con Cantó al frente, a casi medio millón de valencianos de que era la mejor opción para liderar el Consell. Sus 18 diputados le convirtieron en la tercera fuerza autonómica por detrás de PSPV (27) y PP (19) y por encima de Compromís (17). A 38.000 votos acabó esa noche Cantó del 'sorpasso' a la entonces lideresa popular, Isabel Bonig.

La sede ya no tenía actividad y en el partido hay quien no se explica cómo se ha mantenido durante tanto tiempo. Además, se daba un caso muy particular ya que el partido abonaba un alquiler a una propiedad que es muy cercana a la diputada en las Corts Sunsi Sanchis, una de las cinco que se marcharon al grupo de no adscritos y lo dinamitaron justo tras la marcha de Cantó. Sanchis además tiene el récord de precocidad en convertirse en tránsfuga ya que prácticamente se pasó a no adscrita sin llegar ni a pedir su ingreso en el grupo de Ciudadanos cuando accedió a las Corts precisamente en sustitución de Cantó. Se da la circunstancia de que la diputada trabajó un tiempo en la propia sede de Cs.

El cierre de la sede coincide con el traslado a un espacio mucho más acorde a las expectativas actuales de la formación. Es mucho más reducido en dimensiones que el actual, que tenía varias salas de reuniones y un amplio espacio para la atención a medios de comunicación.

El partido a nivel estatal tiene en la actualidad su mayor fuente de ingresos precisamente en las instituciones valencianas. Los 13 diputados de las Corts suponen ingresos de cerca de 50.000 euros mensuales, pero el partido ha perdido casi toda su representación en el resto del Estado.

"La apertura de una nueva, señalan fuentes de la dirección autonómica, envía el mensaje de que el partido pese a las adversidades resiste"

decoration

La posibilidad de marcharse llevaba sobre la mesa desde hace meses aunque no tanto por una cuestión económica como por lograr una mayor visibilidad a pie de calle, según señalaban en el partido, que actualmente está inmerso en un proceso de refundación.

Con todo, aunque cierre su sede, la apertura de una nueva, señalan fuentes de la dirección autonómica, envía el mensaje de que el partido, pese a las adversidades, resiste y está dispuesto a presentarse a las elecciones autonómicas aunque las encuestas le sitúan muy por debajo del cinco por ciento autonómico necesario para acceder a las Corts.

Hace unas semanas, la actual presidenta, Inés Arrimadas, dio por hecho en una visita a València que presentarían candidatura.

Compartir el artículo

stats