Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mensajes a puerta cerrada

Feijóo da libertad a los territorios para elaborar las listas y bendice el perfil duro de Ayuso

El líder del PP tranquiliza a barones y alcaldes después de las imposiciones de Casado y García Egea de 2019 | Asegura que en un partido grande es "compatible" tener dirigentes con diferentes estilos políticos

Feijóo y Bonilla llegan a Génova entre aplausos y felicitaciones de su compañeros

Feijóo y Bonilla llegan a Génova entre aplausos y felicitaciones de su compañeros Vídeo: AGENCIA ATLAS | Foto: José Luis Roca

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Ibiza o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Feijóo y Bonilla llegan a Génova entre aplausos y felicitaciones de su compañeros Pilar Santos

La euforia sigue en la sede del PP después del triunfo arrollador de Juanma Moreno en las elecciones del domingo en Andalucía. Alberto Núñez Feijóo reunió este martes a la junta directiva nacional del partido para sacar pecho del resultado (58 escaños, mayoría absoluta) y avisó a Pedro Sánchez de que puede ir empezando a imaginar ya en su futuro como expresidente del Gobierno. Según el líder de los populares, los españoles se han cansado de ir de "sobresalto en sobresalto" con el Ejecutivo de coalición y "ansían" la calma que el PP está preparado para darles. "Centralidad", "moderación", "rigor" y "sensatez" fueron algunas de las palabras que marcaron el discurso de Feijóo y también el que pronunció Moreno. "España ha demostrado una vez más [en los comicios del domingo] que está pasando la página de la frivolidad, la división, el radicalismo, de las minorías... Este domingo hemos asistido al triunfo de la moderación, que no es lo mismo que la equidistancia", apuntó.

El líder de los populares entronizó al barón de barones y señaló su estilo como el más adecuado para llegar a la Moncloa. Eso en público, en su intervención en abierto a la prensa. Porque ya a puerta cerrada también admitió que un partido que quiere ser grande puede y debe contar con otro tipo de voces. Léase: Isabel Díaz Ayuso y su tono duro. Según varias fuentes presentes, aseguró que es "compatible" un PP nacional moderado con dirigentes autonómicos menos templados.

En la parte sin micrófonos, también quiso mandar un mensaje de tranquilidad a los barones y a los alcaldes que le escuchaban. Muchos tienen fresco en la memoria el recuerdo de cómo se elaboraron las listas a las municipales y autonómicas en 2019, con Pablo Casado y Teodoro García Egea a los mandos. La intervención sin miramientos de ambos en los primeros meses de aquel año, imponiendo y quitando candidatos, abrió unas heridas que no se cerraron hasta la salida de los dos de la cúpula. Ahora, aseguró, no se va a meter en quién va de primero o de quinto, pero sí les va a pedir todos "responsabilidad".

Pasillo para el vencedor

Decenas de jóvenes militantes y simpatizantes de Nuevas Generaciones recibieron a Moreno con aplausos en la misma puerta de la sede. Le hicieron un pasillo que acabó en la sala de juntas, en el segundo piso, donde le esperaban los dirigentes del partido. Feijóo acompañó al líder andaluz en todo el camino y el último tramo lo recorrieron a ritmo de Bruce Springsteen. El tema elegido fue 'Glory days', 'Días de gloria', los que los dos esperan vivir juntos en el PP.

"Con una constelación de minorías se puede llegar al Gobierno, incluso se puede resistir un tiempo en él, pero no se puede gobernar", afirma Feijóo

decoration

Sin "insultos"

En el discurso en abierto, Feijóo alabó la campaña "limpia" y la gestión de Moreno al frente del Ejecutivo autonómico. A los miembros de la junta les volvió a pedir que se olviden de los "insultos" a los contrincantes y los sustituyan por propuestas. En segunda fila seguía la intervención Ayuso, que al entrar a la sede había hecho declaraciones a la prensa con tintes apocalípticos y lanzando una ristra de críticas contra el Ejecutivo de Sánchez, como es habitual.

Feijóo quiere que sus cuadros hagan una política con "rigor", defiendan con ilusión la "gestión" realizado, se comprometan con los "intereses generales" y tengan "hambre" de victoria. "Tenemos claro que la política española necesita volver a la centralidad, la unión y la construcción de proyectos amplios. Porque con una constelación de minorías se puede llegar al Gobierno, incluso se puede resistir un tiempo en él, pero no se puede gobernar. Y, menos, un país como España", continuó en referencia a la alianza de Sánchez con Unidas Podemos, independentistas y nacionalistas.

Y ante la alegría desbordada por la mayoría absoluta aconsejó no caer en un "triunfalismo injustificado" y "seguir ofreciendo políticas alternativas" y un "proyecto fiable y creíble". En esa línea, Moreno, que tomó la palabra antes que Feijóo, reclamó seguir "con los pies en la tierra" y elogió las siglas diciendo que representan "al pueblo, a las clases medias y trabajadoras".

Compartir el artículo

stats