Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LAS CONSECUENCIAS DE LA GUERRA EN EUROPA

Margarita Robles: "España seguirá trayendo heridos de Ucrania a sus hospitales"

La ministra de Defensa ha visitado a 14 combatientes con graves lesiones en el hospital militar de Zaragoza

Margarita Robles, segunda por la izquierda, con la consejera Sira Repollés y el equipo médico del hospital general de la Defensa. / ANDREEA VORNICU

Margarita Robles, ministra de Defensa, ha asegurado este miércoles en Zaragoza que España “seguirá trayendo heridos en combate ucranianos dentro de sus capacidades” porque el “compromiso” con el país del Este “es total”.

La máxima responsable del Ejército ha realizado esta declaración en el curso de una visita al hospital General de la Defensa en la capital aragonesa, donde se encuentran ingresados desde hace un mes 14 combatientes ucranianos (entre ellos una mujer) que presentan graves lesiones físicas y un complejo estado psicológico.

Robles, que ha inaugurado una sala polivalente dedicada al médico oscense que descubrió la anestesia epidural, Fidel Pagés, ha explicado que otro de los motivos de su visita al centro sanitario del Ejército en Zaragoza es “agradecer la labor, generosidad, el gran trabajo y la profesionalidad del equipo médico del hospital”. “Los médicos nos han dicho que nunca habían visto unas heridas de esa magnitud”, ha declarado la ministra. 

"Quieren volver a su país a seguir combatiendo"

“Los heridos están muy preocupados, aparte de por su propia evolución, por las familias que están en Ucrania, por lo que quieren volver a su país para seguir combatiendo”.

En este sentido, la consejera aragonesa de Sanidad, Sira Repollés, ha subrayado que el Gobierno autonómico “seguirá colaborando” con Defensa, por lo que “trata y seguirá tratando” en sus hospitales “ a enfermos y heridos en combate ucranianos cuando sea requerido”.

“Se trata de heridos muy complejos que reciben atención de varias especialidades y que se tratan fundamentalmente en el hospital de la Defensa, si bien hay una colaboración fluidas” con la red sanitaria pública.

El director del hospital de la Defensa, el coronel Juan Antonio Lara Garrido, ha precisado que la “complejidad” de las heridas de los pacientes ucranianos supone que sean atendidos por varios médicos de varias especialidades como traumatología, rehabilitación, maxilofacial, oftalmología, otorrinolaringología, así como por profesionales de la psiquiatría y psicología.

Margarita Robles descubre una placa con el nombre de la sala polivalente Fidel Pagés, en honor del descubridor oscense de la anestesia epidural. / ANDREEA VORNICU

“Todos quieren recuperarse para volver al frente, desde que llegan quieren volver porque están defendiendo su patria”, ha añadido el coronel Lara.

Algunos de los heridos ya han sido intervenidos en por problemas de traumatología y otros se encuentran pendientes de valoración, han indicado los responsables médicos. En tres casos de amputaciones de miembros superiores se están gestionando ya las prótesis para luego mostrarles su manejo, al igual que a los imputados de extremidades inferiores, con el fin de que puedan moverse gracias a ellas.

Algunos ingresados presentan pérdida del globo ocular, generalmente como consecuencia de la onda expansiva de las bombas. “Otros presentan lesiones que nunca habíamos visto”, como consecuencia de la fuerza de las explosiones, ha indicado un miembro del equipo médico.

“El periodo de recuperación va a ser muy largo, de meses, y algunos de ellos no podrán recuperar sus capacidades”, ha indicado uno de los facultativos.

Evolución psicológica "favorable"

Además, se les realiza terapia de apoyo moral, dos horas diarias, con la intervención de intérpretes de la asociación Aura, creada por la comunidad ucraniana en Aragón. “La evolución está siendo bastante favorable”, ha afirmado la teniente coronel Araceli Gámez Palomares, responsable de Psiquiatría.

“Está siendo muy duro para ellos, es gente muy joven que ha tenido vivencias traumáticas que han roto su realidad, han sido como un hachazo en la línea de su vida y nadie estamos preparados para eso, por lo que hay que reconstruir su nueva realidad poco a poco, trabajando con las herramientas que cada uno lleva en su mochila, con la dureza de situación, la de aquí y la que muchos han dejado allí”, ha explicado la doctora Gámez.

Con el traslado a España de estos heridos, han señalado el coronel Alfredo Blasco, jefe del servicio de Rehabilitación, y el teniente coronel Juan José Sevilla Tirado, de Traumatología, se trata de evitar tener que amputarles miembros, lo que requiere un tratamiento que “es muy complicado” realizar en su país debido a la guerra.  

Compartir el artículo

stats