Crisis del coronavirus

Hosteleros increpan a Revilla cuando va a vacunarse: "Viva Ayuso y más Ayuso"

Una veintena de profesionales hacen un escrache al presidente regional frente a su centro de salud en protesta por las restricciones en bares y restaurantes

Revilla increpado por un reducido grupo de hosteleros antes de recibir su primera dosis de la vacuna

Agencia ATLAS | EFE

EFE

Un grupo de hosteleros se han concentrado frente al centro de salud de la localidad de residencia del presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, donde se vacunaba este martes, para increparle por las nuevas restricciones al sector de cara a evitar los contagios de la covid-19.

Los cerca de veinte profesionales de hostelería que se han reunido a las puertas del centro de salud, ya antes de que llegara el presidente, han impedido a Revilla hablar con los medios de comunicación que le esperaban a la salida, después de vacunarse, ya que al interior no han podido acceder los periodistas por problemas de espacio.

En el exterior del centro de salud tras recibir su vacuna, Revilla ha pedido calma a los hosteleros, pero estos no han atendido su solicitud y han seguido gritando "fuera" al presidente cántabro o "Viva Ayuso y más Ayuso", en referencia a la jefa del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Ante la insistencia de las protestas y los gritos, los responsables de Comunicación del Gobierno cántabro han informado a los periodistas de que el presidente regional haría sus declaraciones más tarde.

Miguel Ángel Revilla ha llegado puntual a las 12.00 horas al centro de salud de su localidad de residencia para recibir su vacuna contra la covid-19 al estar en el grupo de 70 a 79 años (tiene 78), y ya, en ese momento, los hosteleros gritaban contra las decisiones del Gobierno regional en el exterior.

Este martes, el Ejecutivo cántabro publicará en el boletín oficial de la comunidad la resolución que supondrá, a partir de este miércoles, el nuevo cierre del interior de la hostelería regional y la reducción de aforos en el deporte, la cultura y las ceremonias, debido a que Cantabria ha vuelto al nivel de alto riesgo de contagios por coronavirus.

Confinado por contacto estrecho

Por la tarde se ha conocido que el presidente de Cantabria, el vicepresidente, Pablo Zuloaga, y el consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, han iniciado esta tarde un confinamiento preventivo tras mantener un contacto estrecho con un positivo de COVID-19 en el ámbito laboral.

Según ha podido saber Europa Press, el contacto estrecho se produjo en el marco de las reuniones de negociación celebradas en la planta de SEG Automotive en Treto con motivo de la huelga de trabajadores que tuvo lugar la semana pasada, y que el sábado fue desconvocada.

Además, fuentes sindicales han confirmado a esta agencia que también están confinados todos los integrantes del comité de empresa y parte de la Dirección de la compañía que participó en las reuniones de negociación.

En un comunicado, el Gobierno regional ha informado que Revilla, Zuloaga y Marcano serán sometidos en las próximas horas a una prueba PCR, que se repetirá una vez transcurrido el periodo de incubación de la enfermedad con el fin de descartar toda posibilidad de contagio, conforme al protocolo establecido por la Consejería de Sanidad para este tipo de casos, ha informado en un comunicado el Ejecutivo regional.

Como consecuencia del confinamiento, tanto Revilla como Zuloaga y López Marcano han suspendido su agenda oficial, aunque ninguno presenta síntomas compatibles con la COVID-19.

Por su parte, el vicepresidente regional vuelve a estar confinado tras haberlo estado ya en repetidas ocasiones en los últimos meses, la última tras haber dado positivo por Covid-19 dos miembros de su familia con los que convive.

Además, Zuloaga, en su Twitter, ha informado que también está confinada la secretaria de Organización del PSOE de Cantabria y portavoz de los socialistas en el Parlamento regional, Noelia Cobo.