Era un secreto a voces, y este jueves se terminó de confirmar. Solo dos días después de la amarga despedida de España en el Mundial ante Marruecos, la Federación Española de Fútbol (RFEF) y Luis Enrique han anunciado que no renovarán el contrato que les une hasta final de año, poniendo fin a una etapa que comenzó en 2018, al acabar la Copa del Mundo de Rusia.

Tras el rocambolesco desenlace de aquel torneo, con Rubiales despidiendo a Julen Lopetegui apenas unos días antes de iniciarse el torneo, la Federación apostó Luis Enrique en un proyecto que, por causas personales, el técnico asturiano afrontó en dos etapas, y que dio siempre muestras de crecimiento hasta que llegó a Qatar.

Luis Enrique no ha llegado a ganar ningún título como seleccionador, aunque en varias ocasiones se ha quedado cerca. En su etapa al frente de la selección, ha dirigido un total de 48 partidos de España, de los cuales ha ganado 27, ha empatado 14 y ha perdido 7, marcando 97 goles y encajando 37.

Reforzado en la Eurocopa

En la Eurocopa 2020 llegó hasta semifinales tras eliminar a Croacia en octavos de final y Suiza en cuartos. España cayó ante Italia en los penaltis, en el que seguramente fue el mejor partido del equipo en todo el torneo, levantando unas enormes expectativas de cara al futuro sobre un grupo que salió reforzado de un torneo al que no llegaba con grandes expectativas.

Apenas unos meses después, Luis Enrique y los suyos confirmaron esas buenas sensaciones en la final a cuatro de la 'Nations League', a la que habían llegado tras eliminar a Alemania y Suiza en su grupo. Tras imponerse a Italia en semifinales, la Roja cayó en la final ante Francia, en un partido marcado por el polémico gol de Mbappé que igualó el marcador mediada la segunda parte.Además, selló de forma holgada la presencia de la selección en el Mundial, cayendo derrotado en solo un partido de la fase de clasificación, ante Suecia, y volvió a meter al equipo en la fase final de la 'Nations League' que se disputará en junio tras superar en su grupo a Portugal.

Tanto el propio Luis Enrique como Luis Rubiales, presidente de la RFEF, se emplazaron a una reunión que se produciría cuando España acabase su participación en Qatar para resolver la incógnita de la continuidad del seleccionador. Aunque Rubiales había declarado en varias ocasiones que su intención era la de renovar el contrato del preparador asturiano, las realidad es que el decepcionante papel en el Mundial ha precipitado una separación a la que Luis Enrique ya parecía predispuesto de antemano, al declinar los ofrecimientos de la Federación tras el buen papel en la Eurocopa.

31 debutantes

Siempre fiel a su método y a sus ideas, Luis Enrique no ha temblado a la hora de apostar por el talento joven, en la que ha sido la gran seña de identidad de su etapa al frente de la selección.

En los últimos cuatro años, el técnico asturiano ha hecho debutar a 31 futbolistas: Fabián Ruiz, Sergio Canales, Mario Hermoso, Pau López, Dani Ceballos, Jonny Otto, Brais Méndez, Jaime Mata, Ansu Fati, Sergio Reguilón, Mikel Merino, Adama Traoré, Óscar Rodríguez, José Campaña, Pedro Porro, Bryan Gil, Aymeric Laporte, Raúl de Tomás, David Raya, Yéremi Pino, Gavi, Robert Sánchez, Carlos Soler, Pedri, Marcos Llorente, Unai Simón, Eric García, Ferran Torres, José Luis Gayà, Borja Iglesias, Nico Williams y Alejandro Balde.