Si ves unas marcas nuevas en la carretera mientras estás conduciendo, no te alarmes.

La razón es una nueva normativa del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) que a través de la Dirección General de Carreteras tiene objetivo de mejorar la seguridad vial.

Se han elaborado nuevos diseños de señales de circulación en el pavimento que ya está en fase de pruebas en un tramo de travesía situado en Burgos.

Si los resultados del ensayo son positivos, ambas señales podrían empezar a implantarse todas las provincias españolas.

¿Cómo son estas nuevas señales?

Los "dientes de dragón" y "líneas de borde quebradas" son las nuevas marcas viales que tienen el objetivo de alertar a los conductores de la proximidad de una travesía, intersección, zona especial de riesgo o paso de peatones y que, por consiguiente, alertan de que hay que disminuir la velocidad.

Estos llamativos nombres responden a la forma del diseño. Los "dientes de dragón" tienen ese nombre ya que los triángulos isósceles recuerdan a los colmillos de estos animales fantásticos. Este, alerta al conductor que debe reducir notablemente la velocidad de circulación con respecto al tramo precedente, debiendo, a la vez, adaptar la conducción a las nuevas circunstancias del entorno de la carretera.

Nueva marca vial llamada "diente de dragón"

Nueva marca vial llamada "diente de dragón"

En cuanto a las “líneas de borde quebradas” se emplean para avisar al conductor de que se aproxima una sección particular por lo que debe reducir su velocidad.

Nueva marca vial llamada "líneas de borde quebradas"

Nueva marca vial llamada "líneas de borde quebradas"

Ambas marcas experimentales ya se encuentran situadas en la travesía de Nava de Roa (Burgos) en la N-122, entre los km 293,652 y 294,356.

Como explican desde el MITMA, “la percepción que se tiene de las marcas viales cuando se circula por la carretera es muy distinta de la obtenida en el diseño en papel” y por ello, con este tramo experimental, buscan comprobar el grado de percepción y compresión de los usuarios ante la nueva incorporación a la normativa y su consiguiente eficacia en los conductores.