Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria

Formentera pasa el sábado al nivel 1 de desescalada durante dos semanas

Se permite la total ocupación de las terrazas y el 50% del interior de bares y restaurantes

Alejandra Ferrer durante la reunión mantenida por videoconferencia

Alejandra Ferrer durante la reunión mantenida por videoconferencia

La presidenta del Consell de Formentera, Alejandra Ferrer, ha anunciado hoy jueves, tras la reunión con la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, el resto de consells y la Felib, que Formentera entrará en el nivel 1 de la desescalada a partir de este sábado y durante dos semanas.

La actual situación de evolución de la pandemia en la isla “es favorable, con una incidencia acumulada a siete días, de 8,26 y una tasa de positividad de 1,64 %, tenemos solo seis personas contagiadas y ninguna de ellas está hospitalizada”, resumió Ferrer.

Respecto a las nuevas medidas que aprobará mañana el Consell de Govern, Alejandra Ferrer detalló que en el caso de la restauración, en las terrazas exteriores se permitirán seis personas por mesa, sin tener en cuenta el número de núcleos de convivencia, y en el interior se mantiene como ahora, es decir, un máximo de cuatro persona por mesa de dos núcleos de convivencia. En cuanto al aforo, en las terrazas se permitirá el cien por cien de la ocupación y en el interior el 50% de las mesas (siempre garantizando las distancias de seguridad sanitaria).

Los horarios de los establecimientos del sector también aumentan. De lunes a jueves en el exterior se podrá mantener abierto hasta las 22.30 horas, sin interrupciones. Alejandra Ferrer precisó la propuesta que han presentado para los “los fines de semana: viernes, sábados y domingos con una interrupción de la actividad entre la mañana y el cierre final, por lo que se propone cerrar entre las 17 horas y las 20 horas para luego poder reabrir, en el exterior, hasta las 22.30 horas”.

La presidenta también ha solicitado que los fines de semana se pueda abrir de forma continua o al menos retrasar la hora de cierre desde las 17 horas hasta las 18 horas, especialmente para los establecimientos que no dan servicio de cena.

“Necestitamos una hoja de ruta para este verano, independientemente de si a partir del 9 de mayo se levanta o no el estado de alarma”

decoration

En cualquier caso, los interiores de los establecimientos de restauración se cerrarán durante toda la semana a las 17 horas y el comercio a las 21 horas.

En cuanto a las reuniones sociales “tanto en el exterior como en el interior podrán ser de seis personas con la diferencia de que en el exterior no se tendrá que cumplir la restricción de los dos núcleos de convivencia que se mantiene en el interior”. El toque de queda se ampliará hasta las 23 horas.

Respecto a las actividades deportivas, se amplían ya que se da la posibilidad de competir a las ligas de menores de 12 años y los aforos en instalaciones deportivas o culturales se mantienen.

Durante la reunión, la presidenta del Consell también ha expuesto el Plan de Reactivación Económica, aprobado ayer en el seno de la Comisión de Ordenación y Promoción Turística insular. Ferrer ha insistido “en la necesidad de poder realizar pruebas diagnósticas, de PCR y antígenos, en la isla”. También ha expuesto la necesidad de contar con una instalación "puente" para poder aislar a los eventuales contagiados de los visitantes que lleguen a la isla, “y la operativa en los puertos para poder garantizar los controles necesarios a la llegada de los turistas”.

El Consell ha reclamado también un calendario de reuniones urgentes y periódicas para poder trabajar “una hoja de ruta para este verano, independientemente de si a partir del 9 de mayo se levanta o no el estado de alarma”. Alejandra Ferrer ha añadido que el Consell seguirá trabajando en la desescalada “que debe ser progresiva” e insistió en la necesidad de contar con un plan “para que todos, empresarios y ciudadanos, sepan como se va a funcionar este verano”.

Compartir el artículo

stats