Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Italia

Berlusconi y sus andanzas han vuelto

El anciano y controvertido magnate vuelve a tener voz en la política italiana a los 86 años, que ha cumplido esta semana

Silvio Berlusconi, al ir a votar en als elecciones legislativas de Italia. EP

Anda en estos días Silvio Berlusconi de muy buen humor. Hay motivos. Como figura política, el magnate y líder de la centroderechista Forza Italia, la formación que creó para meterse en política en 1994, está agónico pero no muerto. Lo han certificado las elecciones que se celebraron el pasado domingo. Berlusconi tendrá poder de negociación (o chantaje, según se vea) en un eventual Gobierno liderado por la ultraderechista Giorgia Meloni, la líder de Hermanos de Italia. 

Pero hay más razones. El jueves, Berlusconi cumplió 86 años. Lo celebró con una fiesta en su residencia en Milán, Arcore, en la que participaron sus hijos, sus nietos y la diputada Marta Fascina, su novia y ‘casi mujer’, como la llaman los medios italianos. Esto último por una boda simbólica que se celebró entre el multimillonario y Fascina en marzo pasado. Ella, por cierto, tiene 53 años menos que él y es la última que presenta oficialmente, después de la también jovencísima Francesca Pasquale, de su segunda esposa, Veronica Lario, y de la primera, Carla Dall’Oglio.

Pero nadie se escandaliza. El ‘pedigree’ del anciano político es de sobras conocido. Berlusconi ha protagonizado todo tipo de escándalos políticos, judiciales, financieros e incluso sexuales. Se ha reído de las facciones de Ángela Merkel, y ha llamado de 'kapo '(preso colaboracionista en la Alemania nazi) al socialista alemán Martin Schulz. Fue el que pidió la liberación de una detenida menor amiga suya diciendo: ‘Liberadla, es la sobrina de (el entonces el presidente egipcio) Hosni Mubarak”. Fue el que tachó de “rojos” a los jueces del Tribunal Constitucional italiano y fue vinculado con la mafia. Y todo lo hizo mientras transformaba Mediaset en un imperio mediático, era propietario de uno de los principales clubes de fútbol de Italia, el Milan, y seguía dando codazos a diestro y siniestro para mantenerse en el poder. Así también se convirtió en el primer ministro más longevo de la historia republicana de Italia.

El mentiroso sincero

Sobre Berlusconi, que es también uno de los hombres más ricos de Italia, se ha escrito un número imposible de calcular de artículos y libros, y se han publicado decenas de miles de fotografías. Sin embargo, una de las descripciones más interesantes del multimillonario se debe al periodista Indro Montanelli, quien dijo que Berlusconi es un insólito ejemplar de mentiroso sincero. Prueba de ello han sido incluso sus infinitos trasplantes de pelo, los estiramientos de piel, las cirugías de párpados y el amplio uso del botox. “Esto lo hago por respeto a los demás”, llegó a decir en una rueda de prensa en 2004. Es decir, mucho antes de que el mundo conociera al también histriónico Donald Trump, el expresidente de Estados Unidos.

Su último Gobierno cayó en 2011, pero él nunca se apartó realmente de la política y, ahora, ha vuelto con otra piel. Difícilmente ocupará un cargo que le suponga una actividad pública cotidiana, pero como siempre dará de qué hablar. Será una presencia en la sombra, entre bambalinas.

Compartir el artículo

stats